Aqualia-FCC vierte aguas contaminadas al Guadalete

Aprovechando el aguacero que descargó sobre El Puerto el pasado día 29, la empresa Aqualia-FCC, concesionaria de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR Las Galeras) y del mantenimiento del alcantarillado urbano, abrió las compuertas de la estación de bombeo de la Avenida de la Bajamar, junto al Club Náutico, vertiendo grandes cantidades de aguas contaminadas al río Guadalete.

No solo vertió el agua residual que circulaba a esas horas por el alcantarillado, sino que aprovecharon que la tormenta arrastró la suciedad acumulada en el alcantarillado en los meses de verano para hacer una limpieza gratuita, vertiendo todos los residuos inmundos al Guadalete. Y no es la primera vez que lo hacen sin que nunca el Ayuntamiento haya abierto expediente alguno a esta empresa.

El vertido de aguas residuales al Guadalete provocó una marea de espuma asquerosa y olor nauseabundo, que se expandido por los pantalanes del Club Náutico, para espanto de esos turistas que tanto dicen cuidar los responsables del Ayuntamiento, lo que provoca un daño irreparable a la imagen turística de nuestra ciudad.

Como siempre, ni los responsables de Aqualia-FCC ni los del Ayuntamiento han dado información ni explicación alguna a la ciudadanía sobre estos hechos lamentables, explicaciones que ahora exigimos al sr. alcalde, que es, además, presidente de APEMSA, la empresa responsable de la gestión del alcantarillado, las estaciones de bombeo y la EDAR, por muy privatizada que los tenga.