La ilusión del deporte, el de verdad

HTML - 45.7 KB
[Ciberacción] No queremos los JJ OO de 2020

La ilusión del deporte está cada día en los polideportivos de barrio, las piscinas municipales, las canchas de los parques de Madrid. Paradójicamente esas instalaciones reciben cada vez menos dinero de las arcas públicas, con un descenso del 30,6% este año, alejando la práctica del ejercicio de la población. Por mucho que insistan las campañas promocionales y las encuestas oportunistas, la ilusión del deporte está lejos de inversiones millonarias en infraestructuras elitistas e infrautilizadas para lucro de grandes empresas y endeudamiento público. Ecologistas en Acción advierte de que la celebración de los Juegos Olímpicos de 2020 en Madrid no reportará beneficios sociales o ambientales a la ciudad.

Los 2.500 millones de euros adicionales ya comprometidos para la organización de los Juegos Olímpicos previsiblemente acabarán siendo unos 7.000 millones euros, en la línea de sobrecoste medio de las ediciones pasadas. Una inversión que se contrapone al recorte en deporte de base, 21,3 millones de euros municipales este año frente a los 30,7 del año pasado, o en transporte público. La población ve como se recorta en casi todas las partidas sociales mientras le piden que ponga todos sus anhelos en unos juegos que “le sacarán de pobre”.

Pero la realidad es que serán otros los beneficiados. La realización de los Juegos Olímpicos se ha convertido en un negocio redondo para las grandes empresas constructoras y organizadoras de grandes eventos, una vez más receptoras de cuantiosas partidas de dinero público a golpe de ladrillazo. Crearían empleo, pero temporal y precario en muchos casos, levantarían infraestructuras deportivas, pero elitistas e infrautilizadas. Instalaciones como la Caja Mágica o el Estadio de la Peineta, en la que se han invertido cientos de millones de euros para permanecer cerradas casi siempre, son el símbolo de este despilfarro.

El caso de Madrid 2020 no es aislado. El estudio realizado por la Escuela de Negocios Said de Oxford en 2012, apunta a que el sobrecoste medio de todos los JJ OO celebrados desde 1962 a 2012 ha sido un 179%. Señala además que las inversiones económicas, destinadas a construir instalaciones e infraestructuras relacionadas exclusivamente con los JJ OO- se extraen de las partidas dedicadas a servicios sociales, incluido el deporte de base o polideportivos municipales. Por ejemplo de Londres 2012 dejó una deuda de 4.000 millones de euros a los contribuyentes británicos.

No se trata de ser aguafiestas, sino de hacer cuentas. No se trata de quitar la ilusión, sino de reclamar que ésta no se use con fines publicitarios. Madrid alcanza preocupantes niveles de contaminación atmosférica, que hacen poco recomendable para la práctica deportiva al aire libre. Practica una austeridad feroz en transporte público, educación sanidad, deporte de base. Es en estas partidas donde se necesita más ilusión y más inversión. Ecologistas en Acción cree que los JJ OO no traerán ningún beneficio social o ambiental a la ciudad de Madrid, por lo que muestra su rechazo a la celebración de los mismos.




Visitantes conectados: 134