Irregularidades en la adjudicación y gestión de la caza en los refugios de fauna descatalogados

El 30 de octubre de 2012, por decreto de la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha se desclasificaron como refugios de fauna tres montes de utilidad pública de titularidad de la Junta, “Cardeñosa” y “Quinto de Don Pedro” en Los Yébenes y “Nava de Don Diego” en Los Navalucillos.

Se adujo entonces que el control de poblaciones de ciervo que se realizaba en esas fincas se haría mejor si se privatizaba y que, además, la venta de la caza permitiría obtener ingresos a la Junta. Sin embargo, la realidad ha sido bien distinta y todo apunta a que han sido otros los motivos que movieron a la desclasificación de tales espacios protegidos.

En un procedimiento sin concurso público y sin pedir por ello una contraprestación económica por el arrendamiento de la caza como es lo lógico y habitual, los Servicios Periféricos de Agricultura en Toledo ofrecieron la caza de estos montes a los ayuntamientos.

Curiosamente de los dos ayuntamientos, el de Los Navalucillos rechazó el regalo porque se encontró con que la gestión anterior en el refugio de la Nava de Don Diego había dado lugar a que no hubiera suficientes ciervos como para satisfacer a los cazadores.

El ayuntamiento de Los Yébenes sí aceptó el ofrecimiento, asumiendo libremente la asignación de los puestos a cazadores locales o cercanos al ayuntamiento a través de un proceso de adjudicación nada transparente y, al parecer, sin pedir tampoco ningún pago a los agraciados por la suerte de cazar en lo que fueran refugios de fauna.

Así, se ha consumado un proceso plagado de irregularidades, carente del concurso público que sí se hace en otros montes de la Junta, y en el que la Consejería de Agricultura regaló la caza a los ayuntamientos para que éstos la utilizaran según su criterio. El único y ridículo ingreso que al parecer ha tenido la Junta es el de la carne de los animales cazados, nada en comparación con lo que se podría haber obtenido si la caza se hubiera arrendado como se hace en otros montes.

Ecologistas en Acción considera que se ha producido un verdadero fiasco en la gestión de la caza en los refugios de fauna descatalogados y que tanto el Coordinador de la Servicios Periféricos de Toledo, como responsable directo de la gestión de estos montes, como la Consejera de Agricultura, responsable de la descatalogación de los refugios, deben dar puntuales explicaciones de su gestión en este asunto y de los motivos para que se actuara de esta manera.

Ecologistas en Acción quiere señalar por último que los datos aquí descritos fueron facilitados por el Coordinador de los Servicios Periféricos de Agricultura en Toledo, D. Miguel Sáez Palacios, en la última reunión del Consejo Provincial de Caza, y que tras varios meses de intentar que se confirmara la información por escrito sin recibir respuesta, se ha decidido denunciarlos públicamente.