El lamentable recurso del PP al Decreto del Litoral

El lamentable recurso del PP contra el Plan del Corredor Litoral indica que sigue apostando por la especulación y la destrucción del litoral.

El recurso interpuesto por las cuatro Diputaciones de provincias con litoral que gobierna el PP –Cádiz, Málaga, Granada y Almería- contra el Plan de Protección del Litoral de Andalucía ante el Tribunal Constitucional es una clara demostración que hay partidos e instituciones que siguen apostando por la especulación urbanística, por la política de construir más y más sin importar la destrucción de nuestro valioso litoral, la misma política que ha llevado a nuestro país al desastre. Algunos no aprenden, o no les interesa aprender.

Este Plan es un paso tímido pero muy importante para replantear la política urbanística expansiva que se ha desarrollado en Andalucía en esas dos últimas décadas, y que ha destruido buena parte del litoral con urbanizaciones, infraestructuras y campos de golf, generando un modelo ruinoso que ha acabado con numerosas entidades financieras en la quiebra y con millonarios rescates a costa del dinero público.

En Andalucía no se construye más porque haya demasiados terrenos protegidos, sino porque no son necesarias más viviendas, de hecho hay planes aprobados para construir 143.000 nuevas viviendas, pero todo está parado por los propios promotores, entre otras cosas porque hay 130.000 viviendas sin vender. ¿Qué pretende el PP al recurrir este Plan?.

En Andalucía se necesita un nuevo modelo económico que aproveche y no destruya nuestros importantes recursos naturales, y muy destacadamente nuestro paisaje y nuestro litoral. Pero cuando la Junta de Andalucía, con competencias plenas en la ordenación del territorio, inicia la tramitación de un Plan, que con todas sus limitaciones, puede proteger zonas del litoral de la especulación urbanística y replantear macroproyectos indeseables, el PP en vez de apoyarlo, utiliza a las administraciones que controla para recurrirlo. Este recurso se ha llevado de forma coordinada y en el mayor de los sigilos, pues en muchos casos ni se ha solicitado el pronunciamiento de los respectivos Plenos de las Diputaciones.

Ecologistas en Acción espera que este recurso sea rechazado por el alto Tribunal, que de una vez por todas prevalezca en la política urbanística el interés general y no el de especuladores urbanísticos y políticos corruptos que verían con muy buenos ojos una nueva lluvia de millones en proyectos urbanísticos a desarrollar en lo poco que queda sin construir del litoral andaluz.

Este Plan debe ser el primer paso para dotar a todo el litoral virgen de Andalucía de normas de protección que garanticen su conservación y lo libre definitivamente de la amenaza del ladrillo, y como apuesta de futuro para un turismo que cada vez más demanda este tipo de litorales naturales.