Declaran a Andalucía territorio libre de fracking

Ecologistas en Acción se congratula de la aprobación de ayer, 3 de octubre, de la Proposición no de Ley (PNL) que declara a Andalucía como territorio libre de prospecciones y explotaciones de hidrocarburos no convencionales mediante fractura hidráulica (fracking), por los daños irreparables que causa al medio ambiente y, consecuentemente a las personas.

La PNL ha salido adelante con los 8 votos de IU y PSOE a pesar de los 7 en contra del PP. Con la aprobación de esta PNL, el Gobierno andaluz se posiciona rechazando el uso de esta técnica en nuestra comunidad, y se "compromete" a desarrollar una ley que prohíba el fracking en Andalucía. Ya existen países como Francia que han aprobado una moratoria sobre el fracking, y CCAA, como Asturias, que igualmente se han declarado libres de esta técnica extractiva.

Ecologistas en Acción espera, en consecuencia, que carezcan de validez los permisos de investigación para fracking que ya ha concedido la Junta de Andalucía: Proyectos Penélope en Sevilla, Ulises 2 y 3 en Jaén. Igualmente se espera no se concedan nuevos permisos de investigación: hay otros 9 solicitados en las provincias de Córdoba, Jaén y Sevilla pendientes de otorgación de la Junta de Andalucía.

Con esta aprobación esperamos que se lleguen a acuerdos entre la Junta de Andalucía y el Gobierno de España para que los permisos concedidos por este también se invaliden: Ruedabola y Tesorillo en Cádiz, Calderín en Huelva y Horquilla en Sevilla.

Las experiencias negativas del fracking vividas en otros territorios, sobre todo en Estados Unidos, de contaminación de las aguas subterráneas junto al aumento de la sismicidad auguran consecuencias devastadoras para Andalucía a nivel social, ambiental y económico. En Andalucía el agua es un bien muy valioso y motor económico que ha de ser debidamente preservado. Por otro lado Andalucía es un punto caliente en cuanto a sismicidad natural, con lo que otra inducida por fracking podría traer consecuencias catastróficas

Cuando de nuevo la comunidad científica internacional calcula que las consecuencias del cambio climático debidas a las emisiones de CO2 serán cada vez peores, y que cada vez el margen de maniobra es menor Andalucía debe adelantarse a los intereses de la industria del petróleo y gas y apostar por una soberanía energética basada en las energías renovables. Tanto el viento, como la luz del sol y la biomasa son recursos totalmente locales, y su explotación ahondará en el beneficio general de la economía local y del medio ambiente andaluz.




Visitantes conectados: 636