VII Jornadas Ibéricas en Defensa de los Caminos Públicos

La Plataforma en defensa de los caminos públicos se ha reunido en el municipio de Constantina (Sevilla) durante los días 1, 2 y 3 de noviembre en sus VII jornadas. La conclusión más clara y rotunda es la constatación del aumento del cierre de caminos públicos.

Las organizaciones que componen la Plataforma Ibérica por los Caminos Públicos son: A Desalambrar (Córdoba), Amigos de los Caminos (Sevilla), Elbruz (Sevilla), Batolito (Sevilla), Ecologistas en Acción de Ciudad Real, Sociedad Caminera del Real de Manzanares (Madrid), Asociación Naturalista de Senderistas y Cicloturistas Manchegos, ASECMA, Las Pedroñeras (Cuenca), Ecologistas en Acción de Segovia, Baleares, plataforma Pro Camins Publics i Oberts, Amics de la Val de Coanegra, Ecosistemas de la Manchuela de Albacete, Cuenca, Organizadores de las marchas a las Hoces de Cabriel, Asociación de Vecinos de Helechal de Badajoz, Asociación Trochas Viejas de Salamanca, Ecologistas en Acción de Abarán, Grupo Guadalajara de WWF España, Asociación La Cizalla (Ciudad Real), Ecologistas en Acción de Cádiz, así como miembros individuales de diversas partes de España.

Estas asociaciones denuncian que el cierre de caminos públicos va en aumento y reivindican el uso y disfrute de este bien común, patrimonio de todos.

La Plataforma Ibérica por los Caminos Públicos llama la atención de la ciudadanía sobre la usurpación de los caminos públicos en todo el Estado español llevada a cabo por los grandes propietarios de tierras, muchos de ellos enriquecidos durante la burbuja inmobiliaria. En muchos casos, el cierre de nuestros caminos públicos se lleva a cabo con la complicidad de las administraciones públicas.

Los grupos componentes de esta Plataforma hacen un llamamiento a las administraciones para que actúen contra el cierre de caminos públicos, vías pecuarias y servidumbre del Dominio Público Hidráulico, ya que de lo contrario, la gran mayoría de éstos desaparecerán a manos de la propiedad privada, aunque también hay casos de ayuntamientos, como los de Valdepeñas, Ballesteros de Calatrava, Almodóvar del Campo, Brazatortas, etc., que están colaborando activamente en el expolio de este patrimonio público.

Aún estamos a tiempo de preservar este patrimonio público de todos para las generaciones futuras.