Se juzga en Granada la legalidad del Hotel del Algarrobico

Dentro de unos días se juzgará definitivamente en Granada la legalidad del Hotel del Algarrobico. Ecologistas en Acción espera que sea el juicio definitivo para su derribo.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), con sede en Granada, ha citado a Ecologistas en Acción, Salvemos Mojácar, la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Carboneras, la Delegación del Gobierno y Azata del Sol (la propietaria del Hotel del Algarrobico), para celebrar el juicio oral dentro de unos días en el Palacio de la Cancillería de Granada, sede del TSJA. Se tenía previsto para el jueves 14 de noviembre, pero se ha suspendido el juicio, porque no se lo había notificado al Abogado del Estado.

En este juicio se va a discutir el recurso sobre la validez de la sentencia de fecha 5 de septiembre de 2008 del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Almería que declaró ilegal la licencia de obras del Hotel del Algarrobico. El fallo señaló como "incontestable", a la vista del examen de la documental practicada, que el sector S-T1 del Plan Parcial aprobado para la construcción del hotel se ubicaba de "forma clamorosa" en "espacio protegido" y "no era urbanizable" pese a lo sostenido por la Consejería andaluza de Medio Ambiente, que localizaba el suelo en zona D2, "no incompatible con el uso urbanístico”.

El mismo TSJA ya se pronunció sobre una de las cuestiones que derivó en la anulación de la licencia municipal de obras y, en octubre de 2012, declaró "espacio protegido no urbanizable" el sector de paraje de El Algarrobico ante los indicios de que la normativa medioambiental aprobada en 2008 para el parque natural de Cabo de Gata por la Junta podría reactivar el "uso turístico" del establecimiento.

Cabe recordar, asimismo, que otras tres sentencias del Tribunal Supremo (TS) declaran la ilegalidad del hotel por invadir de forma parcial los 100 metros de servidumbre del dominio público marítimo-terrestre que establecía la Ley de Costas recientemente derogada.

Si el TSJA confirma la nulidad de la licencia de obras del Hotel, las administraciones afectadas, Junta de Andalucía, Gobierno Central y Ayuntamiento de Carboneras tendrán la obligación de demoler el Hotel por tratarse de un edificio ilegal e ilegalizable, sin licencia de obras, construido en espacio protegido e invadiendo la Servidumbre de Protección establecida en la Ley de Costas.

Ecologistas en Acción de Andalucía espera que este juicio sea el definitivo en el largo proceso iniciado para el derribo de un hotel que nunca debió construirse y que es todo un símbolo del desprecio a los valores naturales que se vivió en nuestro país durante el boom inmobiliario, causante, en gran medida, de la crisis actual.