Comienzan las obras de La Breña II

Las devastadoras actuaciones preliminares entorno al controvertido proyecto hidráulico de recrecimiento del actual embalse de la Breña (Almodóvar del Río), nos anticipan un desastre ambiental sin precedentes en Córdoba, solo comparable, al acontecido hace 14 aproximadamente, fecha de finalización de la construcción de la línea de alta velocidad Sevilla-Madrid.

Son centenares de encinas de distinto porte y edad, junto a un matorral noble de cierta entidad, las que han sido eliminadas, bien arrancadas con maquinaria pesada, o taladas y troceadas en las áreas donde se han iniciado las actuaciones complementarias al innecesario proyecto de embalse denominado, Breña II.

El vial actual que sirve de acceso al cierre del embalse de la Breña, ha sido desmontado casi de manera completa, trazándose un nuevo acceso prácticamente recto (con tiralíneas sobre plano), con los consiguientes movimientos de tierras, y la eliminación de la vegetación, incluido encinas centenarias.

Además, las maquinas retroexcavadoras han desmontados las lomas y las crestas de los cerros más próximos al cierre actual, dejando un paisaje desolador, con varias hectáreas descarnadas con una gran cantidad de tierra mullida, en pendientes que superan el 40%, que muy posiblemente acaben en el vaso de inundación del citado embalse.

Según información oficiosa, la entidad promotora carece de autorización para la tala y el arranque de la numerosa vegetación que esta siendo afectada por las primeras actuaciones recogidas en el proyecto de obra. El Ministerio de Medio Ambiente demuestra su nulo interés por reducir el impacto negativo del mencionado proyecto, al consentir la pérdida de masa arbórea adulta. Desde hace años, en todas las obras públicas, se escayolan y se traslada si no la totalidad de la masa arbórea afectada por la ejecución de la infraestructura, la mayoría de ésta a otras áreas para su posterior plantación en condiciones mínimas que garanticen su viabilidad.

Sin embargo, como decimos, en esta infraestructura pública no se contempla una medida correctora y ambiental, exigida en la actualidad, casi por una cuestión de procedimiento administrativo y técnico, a todos los proyectos que se ejecutan actualmente y las que están en fase de tramitación.

Con todo lo dicho, consideramos aún más grave, la vulneración de la comúnmente conocida como Directiva Hábitats. En ésta, de acuerdo con el artículo 6.4 y la interpretación que la Comisión Europea hace de dicho artículo en el apartado 5.4.2 del documento técnico y jurídico “Gestión de espacios Natura 2000”, Disposiciones del artículo 6 de la Directiva 92/43/CEE de Hábitats, la pérdida ambiental asociada a un proyecto no puede producirse con anterioridad a que se hayan tomado eficazmente medidas compensatorias.

Sobre la base del derecho comunitario y la información científica acumulada sobre la zona afectada y su entorno por los servicios técnicos de la Administración ambiental autonómica, la propia Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, subordino su decisión de informar favorablemente al PROYECTO DE COMPENSACIÓN DE TERRENOS AFECTADOS Y MEDIDAS CORRECTORAS PARA LA CONSTRUCCIÓN DE LA PRESA DE LA BREÑA II, a una serie de condicionantes, entre los que destacan los siguientes:

· La ejecución de la obra de la Breña II no podrá comenzar en tanto no exista una absoluta disponibilidad de la totalidad de los terrenos y se haya ejecutado la parte de proyecto de medidas compensatorias que garantice que estas son eficaces. Por ello deberán ejecutarse con anterioridad, al menos, las obras contempladas en los dos primeros años del plan de obra y se haya evaluado de forma positiva la eficacia de las actuaciones en relación a los objetivos previstos.

· Deberá de establecerse una comisión permanente de seguimiento de proyecto, con cargo al promotor de la obra, que velará por el cumplimiento de los objetivos planteados, y que evaluará la eficacia en el desarrollo de los trabajos. Esta comisión incluirá a los organismos nacionales y europeos con competencias en materia de medio ambiente, al promotor de la obra y a científicos de reconocido prestigio en las materias que se incluye en el proyecto.

En próximas fechas, el responsable de asuntos internacionales de Ecologistas en Acción se trasladará a Bruselas, para informar y denunciar directamente a las autoridades comunitarias lo que a nuestro juicio es una situación irregular, que puede desembocar en un mayor impacto ambiental negativo la construcción de esta innecesaria obra hidráulica.