Valladolid: Premio Atila 2004

Con ocasión del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio, Ecologistas en Acción de Valladolid hace pública la concesión de los Premios Atila 2004 para distinguir a quienes a lo largo de este año han destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente.

El Día Mundial del Medio Ambiente fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1972 para marcar la apertura de la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano. Los fines de este evento anual son aumentar la conciencia medioambiental y fomentar la acción global para la protección del medio ambiente.

La asociación ecologista valora muy negativamente la recalificación de parte de la vega agrícola de Valladolid en lo que considera un Plan General "a la carta" para satisfacer los intereses de las grandes constructoras y de los especuladores del suelo.

Francisco Javier León de la Riva, Alcalde del Ayuntamiento de Valladolid

El Jurado de Ecologistas en Acción de Valladolid ha decidido conceder el Premio Atila 2004 "ex aequo" a Francisco Javier León de la Riva, Alcalde del Ayuntamiento de Valladolid y a Antonio Silván Rodríguez

Antonio Silván Rodríguez, Consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León

, Consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, por su responsabilidad y participación en la aprobación de un Plan General de Ordenación Urbana que consolida un modelo urbanístico insostenible primando los intereses de las empresas inmobiliarias y de las grandes constructoras frente a la necesidad de conseguir una ciudad más humana y respetuosa con el medio ambiente.

Los políticos responsables del urbanismo en Castilla y León y Valladolid no han sabido estar a la altura de las demandas de la sociedad y han desarrollado un plan general que favorece la especulación, la dispersión de la ciudad, el uso del transporte privado, la pérdida de terrenos ambientalmente valiosos y, en general, la huella ecológica de la ciudad. Es decir, es decir, la influencia que una ciudad como Valladolid puede tener en el deterioro del medio ambiente global. Entre otros aspectos, Ecologistas en Acción de Valladolid ha valorado muy negativamente la retirada de la protección por parte de la Consejería de Fomento a petición del Ayuntamiento de Valladolid a una parte de la vega agrícola de la ciudad, que se encontraba protegida por las Directrices de Ordenación del Territorio (DOTVAENT). Esta actuación incomprensible supone "de facto" la vulneración de buena parte de de la normativa urbanística de Castilla y León y sienta un mal precedente en cuanto a las relaciones que Ayuntamiento y Junta de Castilla León deben mantener en cuestiones urbanísticas. Esta última actuación, además, supone que los grandes propietarios y los acaparadores de suelo han sido capaces de imponer al Ayuntamiento un Plan General a medida que ha pasado por encima de los intereses de la ciudadanía para satisfacer únicamente los intereses económicos de unos pocos.

Ecologistas en Acción ha optado siempre por un modelo de ciudad compacto y sostenible, que favorezca las relaciones humanas y la actividad económica local, que sea respetuoso con el medio ambiente favoreciendo un entorno limpio y saludable, que potencie y dinamice los barrios tradicionales y que favorezca el uso de servicios, transportes y bienes públicos. Creemos que los vallisoletanos merecen, merecemos, una política urbanística mejor.