Abandono y deterioro del Centro de Interpretación del río Guadalete

Ecologista en Acción de Jerez denuncia ante la opinión pública el abandono y el deterioro de las instalaciones del Centro de Interpretación del río Guadalete, cuyas obras fueron interrumpidas hace más de dos años. El centro, carente de vigilancia, ha sido objeto de actos vandálicos, habiéndose forzado la cancela que da acceso al solar donde se enclava la construcción en cuyo interior se han producido también diferentes daños.

Las obras de este polémico equipamiento se aprobaron en julio de 2010, contando ya, desde los momentos iniciales en los que fue planteado el proyecto, con la oposición de los distintos colectivos integrados en la Plataforma para la Recuperación del Río Guadalete y en el Consejo Local de Medio Ambiente desde donde se apostaba por la utilización de las instalaciones del Aula de la Naturaleza de La Granja de Santa Teresa, de propiedad municipal actualmente infrautilizadas. Esa fue siempre la propuesta de Ecologistas en Acción por razones de rentabilidad económica, social y ambiental.

Pese a todo, ignorando los argumentos expuestos en su día, el gobierno municipal decidió seguir adelante con este proyecto, financiado por el Fondo Estatal de Inversión Local del año 2010, con un presupuesto de 375.000 euros. Las obras, que tenían un plazo de realización de 9 meses, se paralizaron cuando se habían ejecutado al 90% por el incumplimiento de pagos por parte del Ayuntamiento a la empresa adjudicataria. Con el cambio de gobierno, se prorrogó su finalización hasta diciembre de 2011. Finalmente, al no respetar la empresa los nuevos plazos fijados, pese a haber cobrado la deuda municipal, el actual equipo de gobierno acordó la resolución del contrato a finales de agosto de 2012.

Sea como fuere, lo cierto es que ha transcurrido ya más de un año desde que se tomara esta decisión y más de dos desde que las obras se paralizaron. La ausencia de vigilancia en las instalaciones, y la dejadez y desidia de las administraciones implicadas ha facilitado que el Centro de Interpretación del Río Guadalete haya sufrido actos vandálicos cuando sus obras se encontraban prácticamente terminadas.

Miembros de Ecologistas en Acción, atendiendo a las denuncias planteadas por algunos vecinos, hemos visitado el lugar comprobando como se ha partido la cadena que protegía la cancela de acceso y como se han forzado las rejas de protección de la planta baja del edificio, en cuyas dependencias se aprecian también distintos daños. Desde el exterior puede observarse como se han roto las escayolas del falso techo, buscando tal vez las conducciones eléctricas. De la misma manera se aprecian roturas en los paneles de madera que cubren las paredes y en los conductos de la red de ventilación.

Desde Ecologistas en Acción de Jerez hacemos un llamamiento para que, antes de que los daños causados sean mayores, se repare el cerramiento y se protejan adecuadamente las instalaciones. Entendemos que, pese a que nuestras propuestas apuntaban a potenciar y rentabilizar el Aula de Santa Teresa, es preciso aprovechar la inversión realizada en el Centro de Interpretación del rio Guadalete terminando ya de una vez las obras y poniéndolo en valor estas instalaciones al servicio de la Educación Ambiental y de los distintos proyectos educativos y de turismo activo que puedan desarrollarse en la Zona Rural y en el entrono del Río Guadalete que, en estos tiempos de crisis, pueden contribuir al desarrollo económico de las barriadas rurales y núcleos de población ribereños.