Denuncian la prórroga de la cantera de la Sierra de Morón

Francisco Gallardo ha otorgado la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) a sabiendas de su incompatibilidad con el PGOU de Morón, vulnerando la legalidad urbanística.

El 21 de noviembre se publicó en el BOP de Sevilla la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable a la prórroga de 30 años de la explotación minera de la empresa SIDEMOSA, es decir, para que se siga destruyendo la Sierra de Esparteros de Morón de la Frontera hasta el año 2044.

La DIA está firmada por el Delegado Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de Sevilla, Francisco Gallardo, cuyos técnicos, dirigidos por el Gerente Provincial de Medio Ambiente, Salvador Camacho Lucena, han ignorado la legalidad urbanística en relación a la cantera SIDEMOSA, a pesar de que el Delegado ostenta las competencias provinciales en medio ambiente, urbanismo y ordenación del territorio.

Por eso, Ecologistas en Acción ha presentado denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente, porque consta en el expediente de evaluación ambiental un informe de abril de 2013 del arquitecto municipal de Morón de la Frontera que confirma que la cantera SIDEMOSA se ubica en Suelo No Urbanizable de Especial Protección y Conservación Prioritaria, y que en dicho tipo de suelo, el PGOU vigente en Morón prohíbe expresamente las actividades extractivas, las industriales y los movimientos de tierra. Tanto el Alcalde de Morón como el Delegado han ignorado esas prohibiciones.

En base al informe urbanístico del arquitecto, Ecologistas en Acción solicitó en mayo de 2013 al Delegado, que comprobara la incompatibilidad urbanística del proyecto de prórroga de SIDEMOSA, teniendo en cuenta además que esa información urbanística consta en su propio Servicio Provincial de Urbanismo, que forma parte de la Delegación Territorial que dirige. El Delegado no ha querido comprobar esa incompatibilidad.

El 31 de julio de 2012, el Sr. Gallardo asumió las competencias provinciales en materia de medio ambiente, urbanismo y ordenación del territorio. En octubre de 2012 recibió un informe del Departamento de Minas donde se constataban gravísimos incumplimientos de la explotación minera SIDEMOSA, concretamente, la realización de bancos de 40 metros de altura, el doble de lo permitido, y el avance ilegal de 100 metros hacia el núcleo de la sierra, en la mitad Oeste del frente principal de la cantera. Cualquiera de esos incumplimientos debería haber provocado los correspondientes expedientes sancionadores de oficio por parte de la Delegación Territorial, y la obligación de reparar e indemnizar el daño y perjuicios causados al medio ambiente, y la exigencia de restituir las cosas a su estado primitivo, tal como establece la vigente Ley 7/2007 de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental.

Pero una vez más, el Gerente Provincial, Salvador Camacho, ha omitido el inicio de todos esos expedientes, a sabiendas de la dejación de funciones que eso supone.

En enero de 2013, ante la pasividad de la Delegación Territorial, Ecologistas en Acción advirtió expresamente por escrito al Sr. Gallardo de todos estos gravísimos incumplimientos, y solicitó la apertura de los expedientes sancionadores y la reparación e indemnización del daño causado. Posteriormente hemos reiterado esas solicitudes en varias ocasiones, sin que hasta la fecha se haya iniciado ningún expediente sancionador, lo que supone una dejación reiterada de funciones intolerable.

Por el contrario, la DIA aprobada supone un trato de favor hacia la empresa SIDEMOSA, porque ampara los incumplimientos realizados, ignorando el daño causado e ignorando la obligación de repararlo. Es más, la DIA ampara el avance de la cantera otros 100 metros hacia el núcleo de la sierra, en la mitad Este donde aún no se ha producido ese avance, y ampara la profundización de 40 metros de la plaza de cantera sin haberse evaluado convenientemente los daños que se pueden producir en el acuífero subyacente. Es decir, la DIA premia al infractor en vez de sancionarlo.

Los gravísimos daños ambientales que ha producido durante años la cantera SIDEMOSA están documentados por reiterados informes del Servicio de Gestión del Medio Natural de la propia Delegación realizados desde febrero de 2007. Esos informes llevaron a la entonces Delegada a solicitar la paralización de la explotación. Y sin embargo, la explotación siguió destruyendo la Sierra de Esparteros hasta el 7 de diciembre de 2012, ante la pasividad de las autoridades ambientales. Desde esa fecha la cantera está parada al cumplir su primer periodo de 30 años de concesión minera, motivo por el que se debería haber decretado su caducidad definitiva.