El hallazgo de un águila perdicera electrocutada pone en peligro la reproducción de la especie

Ecologistas en Acción pone en conocimiento de la Consejería de Agricultura el hallazgo de un águila perdicera electrocutada en el Carpio de Tajo (Toledo). Mientras se demora injustificadamente el Plan de Recuperación, sigue el goteo incesante de bajas en esta especie en peligro de extinción, de las que apenas quedan una decena de parejas en Toledo.

En carta dirigida al Jefe de Servicio de Montes y Espacios Naturales de Toledo, Ecologistas en Acción ha notificado el hallazgo de un ejemplar subadulto de Águila Perdicera (Aquila fasciata) en El Carpio de Tajo (Toledo). Por el estado y ubicación de los restos localizados, la muerte de animal se debió de producir por electrocución hace varias semanas, si bien habrán de realizarse las correspondientes analíticas en el CERI para concretar la causa de la muerte.

El ave fue localizada la semana pasada por un miembro de la asociación bajo un apoyo perteneciente a una línea eléctrica de media tensión asociada a un sistema de regadío. El hallazgo fue inmediatamente puesto en conocimiento del cuerpo de agentes medioambientales para que se procediera a la retirada del cadáver con la finalidad de que se pudiera realizar la necropsia para verificar la causa de la muerte.

Las circunstancias que se han dado en este caso son de especial gravedad debido a que se ha visto afectado un individuo subadulto que en estos mismos momentos debiera estar empezando con los habituales protocolos y paradas nupciales encaminados a la reproducción probablemente en zonas próximas al lugar del hallazgo. Cabe recordar, que se trata de una especie declarada en peligro de extinción conforme al Catálogo Regional de Especies Amenazas y de la que apenas quedan 10-12 parejas en toda la provincia de Toledo, muchas de ellas muy amenazadas por el, cada día más intensivo aprovechamiento de todo tipo de usos del territorio (agricultura, turismo, caza, etc.) y por diversas causas de mortalidad (electrocuciones, disparos, expolio, etc.).

En el caso que nos ocupa, al haberse producido la electrocución en una línea destinada al suministro eléctrico de un sistema de regadío, desde esta organización entendemos y recordamos que conseguir un modelo agrícola sostenible, también debe considerar la minimización de impactos tan notables en especies tan amenazadas y emblemáticas como el Águila Perdicera.

Ecologistas en Acción ha pedido a la Consejería que aplique el máximo interés en tratar este caso y en informar del resultado de la necropsia y analíticas que se realicen, así como, de las actuaciones que vaya a llevar a cabo para corregir el tendido eléctrico. Asimismo, se ha recordardo que otro tendido especialmente peligroso sigue sin arreglarse, en concreto, el que discurre desde Portusa a la Puebla de Montalban, que en las proximidades y en el paso de las Barrancas de Calaña (Monumento Natural) ha provocado la muerte de numerosos ejemplares de la especie.

Ecologistas en Acción reclama también la aprobación del Plan de Recuperación que sigue bloqueado por la Consejería a pesar de haber pasado todos los trámites necesarios para su publicación en el Diario Oficial.




Visitantes conectados: 830