El TSJ anula la modificación del PGOU para los aparcamientos de la Antigua y el Val

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio, Ecologistas en Acción, la Federación de Asociaciones Vecinales e Izquierda Unida exigen al Ayuntamiento que rescinda la concesión del aparcamiento de la Plaza de la Antigua.

Por Sentencia de 16 de enero de 2014, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León ha anulado la primera modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valladolid, aprobada por el Ayuntamiento en diciembre de 2010, por la que se decidió la ubicación de sendos aparcamientos subterráneos en la Plaza de la Antigua y bajo el Mercado del Val, en relación al primero suspendida desde julio de 2012.

El TSJ entiende que el Ayuntamiento debió consultar a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León si la citada modificación debía someterse o no a evaluación ambiental, dado que “no parece que pueda negarse la afección significativa al medio ambiente que podría tener la misma cuando los proyectos que de ella pueden derivar tienen esa evidente repercusión ambiental”.

La sentencia destaca en este sentido que “aparte del dato de su ubicación, en pleno casco histórico de la ciudad”, la ejecución de los aparcamientos en cuestión podría afectar “a la protección de los Monumentos que se encuentran cercanos (en el caso del del Mercado del Val, la del propio edificio bajo el que se situará), a la compatibilidad de las condiciones de los entornos de dichos monumentos y a la protección de los restos de yacimientos arqueológicos que pudieran encontrarse”.

“Asimismo y en cuanto a los estándares de calidad ambiental o de valores límite, no parece que puedan desconocerse los datos que resultan del Mapa Estratégico de Ruido de Valladolid […] de cara al menos a afirmar la posibilidad de que la Modificación de que se trata tenga consecuencias significativas sobre el medio ambiente”, elevando los niveles de ruido que se soportan en el centro por el incremento en la circulación de vehículos.

En el caso del aparcamiento de la Plaza de la Antigua, Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio, Ecologistas en Acción, la Federación de Asociaciones Vecinales e Izquierda Unida emplazan al Ayuntamiento a que rectifique su pretensión de construir este aparcamiento subterráneo, rescindiendo la concesión otorgada para ello a Corsan-Corviam Construcciones, S.A. y poniendo en marcha la elaboración alternativa del proyecto de un Parque Arqueológico que garantice la conservación de los restos arqueológicos de la Plaza y de la Iglesia de la Antigua, poniéndolos en valor “por cuanto constituyen un testimonio único e insustituible para conocer la historia de la ciudad de Valladolid”, puesto de manifiesto por los Departamentos de Arqueología, Historia Antigua y Medieval e Historia del Arte de la Universidad.

Los colectivos ciudadanos insisten en que el aparcamiento de la Plaza de la Antigua es completamente innecesario, pues la mayor parte de las 324 plazas previstas pueden habilitarse con la reconversión para residentes de las 260 plazas rotatorias del vecino aparcamiento de Portugalete, declarado ilegal en junio de pasado año, actuación que de paso permitiría desbloquear su actividad, paralizada intermitentemente por la Justicia.

Los restos arqueológicos de la Plaza de la Antigua reúnen las únicas evidencias constructivas de época romana en la ciudad de Valladolid, correspondientes a una villa de cierta entidad, junto a 51 enterramientos de la necrópolis medieval de la Iglesia de la Antigua, el patio de un palacio renacentista bajo el que se presume la existencia de otros restos medievales y romanos, la bóveda del cauce del río Esgueva, con los restos del antiguo Puente del Bolo de la Antigua, y la manzana de edificios del siglo XVIII que se mantuvo en pie hasta hace cuarto de siglo.