La cementera quiere incinerar 800 toneladas de residuos

Alwadi-ira–Ecologistas en Acción pone en conocimiento de los alcalareños y, resto de ciudadanos del área metropolitana de Sevilla, de las empresas comerciales del área de “Cabeza Hermosa”, especialmente de las que gestionan residuos, que se verán afectadas por una competencia desleal y, también, queremos informar a aquéllas del sector agrícola, de la pretensión de la cementera PORTLAND VALDERRIBAS S.A. de incinerar un máximo de 292.000 t/año, lo que supone la incineración de 800 toneladas de residuos diariamente.

La sustitución de combustibles conllevará la modificación de las instalaciones de descarga, almacenamiento, trasiego e inyección de combustibles alternativos en el horno de clinker, horno que no fue diseñado para esta actividad. A pesar de las medidas contempladas en la documentación presentada por la empresa y el condicionado del dictamen que se nos remite por la Dirección General de Prevención y Calidad Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, la incineración ocasionará emisiones con el consiguiente riesgo para la salud de las personas.

Recordamos que la cementera se encuentra colindando (0 metros), con la barriada de “La Liebre”, a 500 metros del complejo comercial “Cabeza Hermosa”: Media Markt, Eroski, Bricomart, McDonalds, y un largo etc., a 3.800 metros de la barriada de “Torreblanca” – Sevilla, y a 1.500 metros del núcleo urbano de Alcalá de Guadaíra (ver cuadro siguiente), anteponiendo un supuesto beneficio a la salud de las personas.

La incineración o coincineración, llamada eufemísticamente “valorización de residuos” es la forma más insostenible y peligrosa de tratar los residuos, puesto que no los elimina, sólo los traslada y dispersa, generando emisiones contaminantes y tóxicas (metales pesados, dioxinas, furanos, gases de efecto invernadero, gases ácidos y partículas ultrafinas) que perjudican gravemente la salud de las personas y destruyen todos los recursos naturales de las zonas afectadas, hechos científicamente probados e irrebatibles desde cualquier punto de vista. http://youtu.be/3Oszfw9ab_s La incineración de residuos en cementeras es, simplemente, la incineración de residuos. Dicha práctica no contribuye a la prosperidad de personas y lugares, sino al impune enriquecimiento de unos pocos, a costa de la salud y los recursos de la gran mayoría.

Entre estos residuos se encuentran: lodos, neumáticos, plásticos, cartón, telas y residuos sólidos urbanos, de carácter orgánico o no. La cementera de Alcalá de Guadaíra se situará entre las primeras plantas por volumen de incineración existentes hoy en el Estado español.

Los residuos que se pretenden incinerar son los siguientes:

FAMILIA DE RESIDUOS CANTIDAD MÁXIMA A VALORIZAR (T/año)

- LODOS:....................................................... 30.000
- NFU (NEUMÁTICOS):................................... 20.000
- RSU (RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS):.......... 150.000
- VFU (VEHÍCULOS FUERA DE SERVICIO):......... 20.000
- PAPEL Y CARTÓN:........................................... 12.000
- PLÁSTICOS:.................................................... 25.000
- RESIDUOS TEXTILES:...................................... 20.000
- RESIDUOS DEL AZÚCAR Y AGRÍCOLAS:............. 15.000

TOTAL: 292.000 toneladas/año.

Las emisiones incumplen compromisos y recomendaciones, tanto a nivel europeo como mundial: Convenio de Estocolmo, ratificado por España, planteamientos de La Organización Mundial de la Salud y otras muchas iniciativas y advertencias de la ONU sobre este tema (Llamamiento de Paris, etc.)

Ante el indiscutible Cambio Climático y el desprestigio internacional que sufre la industria incineradora, la “coincineración” nos la quieren vender con eufemismos como “Valorización Energética”. Está más que demostrado (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU) que la utilización de residuos como combustible incrementa las emisiones de gases de efecto invernadero y de contaminantes tóxicos, contraviniendo también los Principios de Precaución y Proximidad. Los efectos de la incineración sobre la salud y el medio ambiente no pueden circunscribirse al mero ámbito autonómico.

Desde Alwadi-ira–Ecologistas en Acción exigimos:

La paralización definitiva del proyecto y la búsqueda de proyectos que desarrollen alternativas realmente sustentables.

El cumplimiento del Principio de Jerarquía en la Gestión de Residuos, con una regulación más estricta y un control exhaustivo por parte de las administraciones.

La articulación de una efectiva coordinación entre las distintas administraciones estatales y autonómicas y la definición de prioridades y actuaciones concretas comunes para garantizar dicha jerarquía en el marco de las Conferencias Sectoriales, que hagan económicamente viables las posibilidades técnicas existentes de reutilización y reciclaje de residuos.

El establecimiento de rígidas medidas para que las Autorizaciones Ambientales Integradas no puedan defraudar los distintos Planes Públicos de Gestión de Residuos. En la práctica, los permisos otorgados a las cementeras defraudan estos planes y las convierten en gestoras privadas de valorización, de este modo entran en competencia desleal y hacen económicamente inviable cualquier otra forma de gestión de residuos que opte por la reutilización o el reciclaje.

Que las autoridades competentes reaccionen y sepan tener en cuenta el Principio Democrático según el cual todas las personas que puedan verse afectadas por una decisión tienen derecho a participar en el proyecto de la toma de decisión, considerando derechos incuestionables como son: el derecho a la participación e información y el derecho a la salud.

Desde Alwadi-ira–Ecologistas en Acción exigimos la paralización del proyecto. Animamos a todas/os los ciudadanos en general, asociaciones y colectivos de todo tipo a mostrar su rechazo para dejar claro que con la salud y con el presente y futuro del planeta, la herencia de nuestros hijos e hijas, no se juega.




Visitantes conectados: 724