Castilla y León debe recalificar los terrenos afectados por incendios forestales

Numerosos incendios se vienen sucediendo en los últimos años en la zona sureste de Ávila, en el límite con la provincia de Madrid. Se da la circunstancia que son muy numerosos los proyectos urbanísticos que se vienen proyectando en esa zona. Por ello, y de acuerdo a la modificación de la Ley de Montes propuesta por el Ministerio de Medio Ambiente, Ecologistas en Acción, ha solicitado a los Consejeros de Medio Ambiente y de Fomento que no autoricen la recalificación de los terrenos afectados.

Uno de los proyectos más preocupantes es el que está previsto en Cebreros, las Dehesillas de Cebreros. y que pretende recalificar 220 hectáreas, buena parte de ellas sobre terrenos quemados en 2003, en el que supuso uno de los peores incendios sufridos en Avila en los últimos años. Se da la circunstancia de que el promotor del proyecto está llevando a cabo una fuerte campaña de presión dirigida a los propietarios de los terrenos para que vendan.

Otro de los municipios más afectados es Navahondilla, que ya ha recalificado parte de los terrenos quemados en 2001 y cuyo incendio más reciente se originó en la madrugada del pasado 2 de agosto. La mayor parte de los incendios que se registran en este municipio afectan a terrenos próximos a la
carretera M-501/CL-501. Se da la circunstancia que desde que el Gobierno regional de la Comunidad de Madrid ha anunciado su intención de desdoblar la carretera M-501 se han disparado los incendios en esta zona, tanto en
Madrid como en Ávila.

Por esta circunstancia y para evitar que los incendios puedan tener su origen para facilitar la recalificación de terrenos que se incluyen en una zona de alto valor ambiental, Ecologistas en Acción ha solicitado a la Junta de Castilla y León que no autorice las recalificaciones de estos terrenos. Para la organización ecologistas la Administración debe ir siempre por delante de los
intereses especulativos y no permitir que nadie se beneficie de los incendios forestales. De otra forma se estaría fomentando entre la población la idea de
que quemar el monte puede traer beneficios.