El Sr. Montesdeoca amenaza

Ecologistas en Acción interpondrá una denuncia ante la fiscalía de Cádiz para que investiguen los trabajos que la Mancomunidad de Municipios (ACGISA) hace en el río Guadiaro. Estos trabajos pueden tener responsabilidad en la muerte del río Guadiaro.

Hoy día 24 de agosto la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar sigue poniendo en marcha bombas en el río Guadiaro secando su cauce.

Podemos decir que la mortandad de río es total y que el Sr. Montesdeoca, responsable de la empresa comarcal ACGISA, puede ser responsable de un delito ecológico.

Ecologistas en Acción va a presentar una ampliación a la denuncia que tiene presentada ante la fiscalía de Cádiz contra las posibles infracciones que está cometiendo la Mancomunidad de Municipios en el río Guadiaro. Consideramos que este organismo, puede ser responsable de un delito ecológico.

Como quiere hacer ver el Sr. Montesdeoca y otros jerifaltes, la situación no es achacable exclusivamente al fenómeno natural y cíclico de las sequías de nuestro clima mediterráneo, sino que se debe al efecto sinérgico de los vertidos contaminantes y sobreexplotación de las aguas superficiales y subterráneas de la Cuenca del río Guadiaro.

El río Guadiaro, recoge las aguas del los ríos Guadiaro, Hozgarganta y Genal, siendo uno de los mayor caudal de la cuenca mediterránea, lo cual hace ver la gravedad del problema. Se parte de una situación de absoluta falta de depuración de las aguas residuales, las concesiones de agua demasiado generosas para el uso agrícola y urbano ( golf y urbanizaciones de alto standing), el descontrol y permisividad de las extracciones ilegales de los terrenos colindantes.

Curiosamente en los últimos años la entonces Confederación Hidrográfica del Sur, aprobó un Plan de Ordenación de Recursos Hídricos de la Cuenca Baja de los ríos Guadiaro, Genal Y Hozgarganta en la zona afectada, donde se ignoraron de forma ostentosa la consideración de los caudales ambientales de obligado cumplimiento, según la legislación y el Plan Hidrológico de Cuenca vigente. Este Plan se aprobó sin consultar a los municipios ni a los agentes sociales, legalizándose centenares de pozos, entonces ilegales, y agudizando de forma intensa la resolución legal de la problemática medioambiental del la sobreexplotación de los recursos hídricos.

Hoy podemos denunciar decenas de ellos a ambas partes del río Guadiaro.

Ecologistas en Acción lo pondrá en manos de la fiscalía