Vertidos incontrolados de lodos de depuradoras en Carmona

La empresa ARCOS AMBIENTAL, S.L.U. lleva siete meses esparciendo sin licencia ni autorización lodos de depuradora, alpechines y otros residuos semilíquidos sin tratar en una parcela situada en la carretera de Carmona a Guadajoz.

A pesar de que esta actividad presuntamente delictiva ya fue denunciada en agosto de 2013 por el Club de Cazadores de Carmona y por varios vecinos afectados, y de que finalmente el Ayuntamiento de Carmona decretara la paralización de los vertidos el 29 de enero de 2014, el trasiego de camiones llenos de lodos y alpechines ha continuado ininterrumpidamente hasta al menos el 18 de febrero, tanto de día como de noche. Los residuos acumulados alcanzan más de 3 metros de altura y han enterrado casi totalmente una ruina que se encuentra en la parcela.

La utilización de lodos de depuración en el sector agrario está regulada desde 1990 por un Real Decreto que establece que estos residuos deben ser tratados y su contenido en metales pesados analizado antes de aplicarlos a suelos agrarios. En ningún caso se puede sobrepasar cierta cantidad por hectárea y además está prohibido aplicarlos en praderas o pastizales de pastoreo directo, donde que hay que esperar tres semanas antes de dejar pastar al ganado.

Llama la atención la permisividad de las autoridades con una actividad tan visible y maloliente justo al borde de la carretera de Guadajoz, desde la que se ve y se huele perfectamente una enorme mancha negra salpicada de plásticos que crece día a día. Por no hablar de las reiteradas quejas, tanto escritas como de palabra, por parte de las personas afectadas al Ayuntamiento y al Seprona de Carmona.

Los cazadores afirman que ya no hay conejos ni perdices en esta zona y las aguas negras ya han sobrepasado la cuneta y llegan al arroyo de Las Adelfas (cuyas aguas terminan en el Guadalquivir), al otro lado de la carretera.

Además, es probable que tanto los suelos como el pozo de Realengo de esta parcela estén contaminados. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha tomado muestras de agua y está elaborando un informe. Ecologistas en Acción por su parte está preparando una denuncia a la Fiscalía de Medio Ambiente y alegaciones a la solicitud de Autorización Ambiental que ha presentado la empresa ARCOS AMBIENTAL SLU para legalizar su situación.

Es inadmisible que ARCOS AMBIENTAL, S.L.U se lucre a costa de contaminar gravemente los suelos, las aguas superficiales y subterráneas y el aire de Carmona.