Por las palmeras de Micalea Aramburu y el Parque Calderón

Apostamos por la recuperación de la alineación de palmeras en Micaela Aramburu y en el Parque Calderón.

Ecologistas en Acción lamenta la desolación actual de esta emblemática calle y del Parque Calderón, que entiende no puede perdurar por más tiempo; la recuperación de su palmeral debería ser una prioridad del Área de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento.

Ante las declaraciones en prensa de la concejala de Medio Ambiente en la que descarta la posibilidad de plantar palmeras en la Avenida Micaela Aramburu, Ecologistas en Acción ha remitido un escrito al alcalde de El Puerto defendiendo esta opción pues estas alineaciones de palmeras son una seña de identidad de nuestra ciudad que no debería perderse. Estas alineaciones de palmera han sufrido el ataque del picudo rojo, que se ha expandido ante la negligencia del Área de Medio Ambiente, afectando a un gran número de ejemplares, de manera que el paisaje urbano en lugares como Micaela Aramburu o el Parque Calderón dista mucho de ser lo que fue hace algunos años.

Esta opción la descarta la sra. concejala en base a un informe de la Unión Europea en el que se desaconseja la plantación de la mayor parte de las palmeras pues las considera sensibles al ataque del picudo rojo. No deja de extrañar que cuando esa concejalía suele hacer caso omiso de normas y recomendaciones medioambientales, la única que parece satisfacerle es la que propone no plantar palmeras. Esta recomendación fue una medida preventiva lógica ante la irrupción del picudo rojo en Europa, hasta que no se conociera su incidencia entre las distintas especies de palmeras. Los recientes estudios científicos, que debe desconocer la sra. concejala, han aclarado qué especies son sensibles al picudo y cuáles no.

Nuestra recomendación es la recuperación del palmeral con especies del género Washingtonia pues según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Almería ésta palmeras son resistentes al ataque del picudo de tal manera que cuando las larvas comienzan a tutelar y alimentarse de la palmera, ésta segrega un látex que tapona la galería matando a las larvas. Esta circunstancia supone que además de ser factible su plantación sirva de freno al picudo rojo pues toda puesta que caiga sobre estas palmeras está destinada al fracaso.

Así mismo en la respuesta a nuestro escrito se afirma por parte de esta misma Concejalía que desde 2010 tan solo ha habido 11 palmeras de este tipo afectadas, por lo que estos ataques pueden considerarse anecdóticos y queda patente la resistencia de esta palmera al picudo rojo. De los numerosos ejemplares de Washingtonia existentes en El Puerto –el mayor es el existente a lo largo de toda la travesía de la antigua N-IV- no hemos podido encontrar ni un solo pie que haya resultado afectado por el picudo por lo que no entendemos la negativa municipal a su plantación.

Finalmente señalar que en Sevilla se está procediendo a la recuperación de los palmerales, por una parte se están plantando “Coco plumoso” en la Avenida Blas Infante, incluso se están recuperando, con los tratamientos preventivos adecuados, las palmeras datileras en la Avenida de La Palmera, una de las señas de identidad de Sevilla, a pesar de ser una de las más sensibles junto con las palmeras canarias.