Proyecto de integración del Tajo en Toledo

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha publica el anuncio de la Confederación Hidrográfica del Tajo por el que se somete a información pública el llamado “Proyecto para la integración del río Tajo en la ciudad de Toledo”. Dicho proyecto tiene su origen en el concurso internacional de ideas que a tal fin se adjudicó a un conocido estudio de arquitectos en diciembre de 2009 bajo la denominación de “Take me to the river”.

A juicio de Ecologistas en Acción una parte importante del proyecto no responde a las verdaderas necesidades de mejora del río Tajo a su paso por Toledo, cae en actuaciones que, más que integrar, toman al asalto el río, y en otras que son de difícil justificación, sobre todo por su coste económico y escasas previsiones de uso.

Por todo ello, la asociación considera que el proyecto o se modifica profundamente, descartando aquellas actuaciones que suponen un impacto muy duro y grave sobre el río y sobre el entorno paisajístico de la ciudad monumental, o es mejor que no se ejecute.

Ecologistas en Acción rechaza que el proyecto incorpore infraestructuras duras, tales como el funicular y el salón fluvial, ambas ubicadas en la zona más sensible del río, afectando negativamente al mismo y, lo que puede ser aún más grave, al entorno paisajístico del llamado Torno del Tajo en el Toledo monumental protegido como Patrimonio de la humanidad y por el Plan Especial del Casco Histórico. Sólo para estas actuaciones se han presupuestado casi 20 millones de euros, un claro derroche que se suma a otras partidas que contemplan una ampliación desproporcionada de infraestructuras asociadas al llamado paseo fluvial, que está dotado con 39,3 millones de euros.

Del total de 90,6 millones de euros que supone el proyecto, unos dos tercios son para actuaciones que podrían ser incompatibles con la protección del río y del paisaje y carecen de justificación. “Take me to the river” se equipara así a otros proyectos faraónicos de la época del derroche inmobiliario que han caído en el desuso y en el descrédito en los últimos años. Como en ellos, Ecologistas en Acción duda que las costosas infraestructuras proyectadas en el Tajo vayan a ser usadas asiduamente y se pregunta quien se hará cargo del costoso mantenimiento del funicular y del salón fluvial una vez ejecutada la obra.

Ecologistas en Acción es partidaria de un verdadero y nuevo proyecto de recuperación del río Tajo a su paso por Toledo, que partiendo de la mejora de la calidad de las aguas, adecente los márgenes del río, los taludes y rodaderos y que ofrezca una infraestructura de uso público integrada y accesible. Apostamos por sendas ecológicas y accesos medidos y bien mantenidos, por la limpieza de todo el entorno y la recuperación de las laderas y rodaderos, así como por actuaciones proporcionadas de reforestación y de recuperación del patrimonio arquitectónico asociado al río, tales como molinos y algunas pasarelas y miradores.

En esta labor de mejora y de verdadera integración ambiental, la asociación es partidaria de ir eliminando azudes para devolverle al río su aspecto más natural y evitar la proliferación de espumas en el tramo urbano. También lo es de una labor profunda de mejora de las zonas verdes asociadas al tramo fluvial, eliminando especies exóticas y restituyendo la fronda vegetal autóctona.




Visitantes conectados: 692