Se confirma que El Borril carece de autorizaciones

En respuesta a un escrito remitido por Ecologistas en Acción de Toledo pidiendo información sobre la situación de las instalaciones dedicadas a la exhibición de animales en la finca de El Borril, el coordinador de los Servicios Periféricos de la Consejería de Agricultura en Toledo ha certificado que la Diputación Provincial de Toledo, titular de la misma, no tiene registrada ninguna autorización de “ningún parque zoológico ni solicitud al respecto”. Asimismo señala en su escrito que tampoco se ha dado autorización ni pedido el preceptivo permiso para el traslado o tenencia de nuevas especies animales.

Respecto a las obras de ampliación se comunica que se encuentra en estudio una consulta sobre la necesidad de sometimiento a evaluación ambiental del proyecto denominado “Hábitat del lobo en la finca El Borril”.

Queda patente así que en El Borril se da una situación de ilegalidad, no sólo en cuanto a la pretendida ampliación, sino también en cuanto a su situación actual.

Recordemos que desde la promulgación de la Ley 31/2003 de Conservación de la Fauna Silvestre en Parques Zoológicos la Diputación tenía un plazo de un año para regularizar la autorización para la exhibición de animales silvestres. Han pasado 10 años desde el vencimiento de la moratoria y El Borril sigue sin tener ni ha solicitado tal permiso exigido a cualquier tipo de instalación que exhiba animales de especies silvestres.

Por otra parte, es obvio que tras las denuncias de Ecologistas en Acción, la Diputación ha iniciado los trámites para legalizar unas obras de ampliación que se han hecho sin las autorizaciones pertinentes. Empezando por la evaluación de impacto, proceso que a juicio de Ecologistas en Acción debería llevarse a cabo en todo caso habida cuenta de que las obras afectan al espacio protegido del refugio de fauna de El Borril, declarado en enero de 2011 como compensación por las obras del nuevo vertedero de Toledo en Dehesa Aceituno..

A la petición de paralización de las obras que formulaba Ecologistas en Acción, los Servicios Periféricos contestan que realizada inspección se verifica que “los trabajos están paralizados, hecho corroborado por el organismo promotor del proyecto”.

Ante todas estas revelaciones que confirman las sospechas de Ecologistas en Acción, la asociación insiste en pedir a la Diputación que ceje en su empeño de malgastar dinero público en convertir el aula de la naturaleza de El Borril en un minizoo y que centre sus esfuerzos en legalizar y mantener adecuadamente las instalaciones existentes. La asociación insiste a la Diputación en sentarse a dialogar para enfocar las inversiones en medio ambiente en actuaciones verdaderamente necesarias y legales.