La Cementera quiere quemar 292.000 t de residuos

LA CEMENTERA PORTLAND VALDERRIVAS QUIERE QUEMAR 292.000 TONELADAS ANUALES DE RESIDUOS.

Las entidades abajo firmantes mostramos nuestro más enérgico rechazo a la pretensión de la cementera Potland Valderrivas de incinerar o “valorizar energéticamente” en Alcalá de Guadaíra un máximo de 292.000 toneladas anuales de residuos (800 t/día o 33,3 t/hora), en el horno de clínker, lo que la situará entre las plantas que más residuos incineran en el Estado español. Entre estos residuos se encuentran: lodos, neumáticos, vehículos fuera de servicio, plásticos, textiles, productos agrícolas, residuos sólidos urbanos, cartón y papel.

Consideramos que la incineración o “valorización energética de residuos” en cementeras es la forma más insostenible y peligrosa de tratar los residuos, pues genera emisiones contaminantes y tóxicas que pueden perjudicar gravemente la salud de las personas y destruir tanto los recursos naturales de las zonas afectadas como empobrecer otras zonas donde será necesario extraer materias primas.1

La quema de estos recursos genera una demanda de más “residuos” y desalienta las soluciones reales: la prevención, la conservación, la reutilización, el reciclaje y el compostaje. La incineración de basura no contribuye a la prosperidad de las personas y lugares, sino al impune enriquecimiento de grandes empresas y unos pocos, a costa de la salud y los recursos de la gran mayoría. Por el contrario, las prácticas de Basura Cero, el reciclaje y el compostaje consumen cuatro veces menos energía que la producida por la incineración. Defendemos para Alcalá una política de Basura Cero, “que crea hasta 39 veces más empleos que la incineración” 2, o "un mínimo de 500.000 puestos de trabajo en la UE si se reciclara el 70% de los residuos” [1]

Reducir, Reutilizar y Reciclar ahorra dinero y es una estrategia esencial para combatir las emisiones de gases de efecto invernadero y el cambio climático a través de la conservación de materias primas, el ahorro de energía, la eficiencia de los recursos y la reducción de los combustibles fósiles. 

Exigimos:

- La paralización definitiva del proyecto y la búsqueda de alternativas realmente sostenibles.

- El cumplimiento del Principio de Jerarquía en la Gestión de Residuos, con una regulación más estricta y un control exhaustivo por parte de las Administraciones.

- La articulación de una efectiva coordinación entre las distintas Administraciones estatales y autonómicas y la definición de prioridades y actuaciones concretas comunes para garantizar dicha jerarquía en el marco de las Conferencias Sectoriales, que hagan económicamente viables las posibilidades técnicas existentes de reutilización y reciclaje de residuos.

- El establecimiento de medidas más rígidas para que las Autorizaciones Ambientales Integradas no puedan defraudar los distintos Planes de Gestión de Residuos. En la práctica, los permisos otorgados a las cementeras pueden defraudan estos planes y las convierten en gestoras privadas de valorización, de residuos peligrosos o no, de este modo entran en competencia desleal y hacen económicamente inviable cualquier otra forma sensata de gestión de residuos.

- Que las autoridades competentes reaccionen y sepan tener en cuenta el Principio Democrático [2] según el cual todas las personas que puedan verse afectadas por una decisión tienen derecho a participar en el proyecto, considerando derechos incuestionables el derecho a la participación e información y el derecho a la salud.

Animamos a todos los ciudadanos en general, asociaciones y colectivos de todo tipo, a mostrar su rechazo sumándose a este llamamiento y a las futuras acciones de protesta que se organicen, para dejar claro que con la salud y con el presente y futuro del planeta, la herencia de nuestros hijos, no se juega.

Asociación Ecologista Alwadi-ira-Ecologistas en Acción, Andaluces de Alcalá, 15M, Izquierda Unida, Sindicato Andaluz de Trabajadores,...