Victoria ciudadana contra la multinacional Aqualia-FCC

Ecologistas en Acción se felicita de que el Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda y Aqualia-FCC reconozcan, por primera vez, que se están cobrando tasas ilegales en el recibo del agua, y que vayan a devolver “algo” a algunas personas.

Nos felicitamos de esta primera victoria ciudadana frente a los abusos de la multinacional Aqualia-FCC y a un gobierno local que los permite, PSOE-CIS. Es el resultado del trabajo conjunto de Ecologistas en Acción e Izquierda Unida local, al que también se ha unido la Federación local de Asociaciones de Vecinos "Guadalquivir" y el apoyo de otras personas y colectivos y muchos ciudadanos sanluqueños. Gracias a tod@s.

No obstante, consideramos el comunicado de prensa del Ayuntamiento insatisfactoria en varios aspectos:

- No reconoce cobros ilegales a pesar de que hemos demostrado, por ejemplo, que a personas con contador de 13 mm se nos cobra como si tuviéramos contador de 15 mm (cobro del doble de tasa fija de agua). Únicamente devolverán a quienes tengan en su contrato un contador de 13 mm y para contratos posteriores a 1993.

- Mantienen que no es obligatorio comunicar por escrito a los abonados el cambio de contador. Esto es falso como puede comprobarse en la modificación de la normativa aprobada en 2012(1). E incluso aunque no lo fuera, seguiría siendo un acto de desprecio hacia los derechos de la ciudadanía.

- Siguen callándose sobre lo principal: el precio total del recibo ha subido prácticamente un 30 % en los últimos 3 años, cuando la máxima subida legal sería un 8 %. Y para más escarnio las subidas han sido casi totalmente en las tasa fijas (un 100 % de subida), castigando a las personas más humildes y a las que más se esfuerzan por ahorrar agua.

Aqualia-FCC pretende engañar a los ciudadanos con diferentes tretas técnicas. Un ejemplo es el asunto de los contadores. Los contadores domésticos tienen 13 o 15 mm de diámetro o calibre. Sin embargo los dos tipos son iguales respecto al caudal de agua que pueden soportar. No hay diferencia práctica entre ellos. Hasta el año 2011 ambos pagaban la misma tasa fija. En 2011 se “inventan” (Aqualia y el Ayuntamiento) que los contadores de 15 mm van a pagar el doble de lo que pagaban hasta ese momento.

No nos conformamos con que Aqualia devuelva algo de dinero a algunos ciudadanos. Aqualia nos ha cobrado tasas ilegales e injustas a toda la ciudadanía. Primero debe reconocerlo. Y después, no solo debe devolver todo el dinero, sino ser sancionada. Para ello vamos a denunciar a Aqualia ante el Servicio de Consumo de la Junta de Andalucía para que se abra un expediente de inspección y de sanción para una empresa que está violando los derechos de la ciudadanía a la prestación de un servicio público esencial.

Vaya desde aquí también nuestra solidaridad con la lucha de l@s compañer@s de la plataforma ciudadana “APEMSA no se vende” del Puerto de Santa María que permanecen encerrados en el Ayuntamiento para protestar contra el proyecto de privatización del 49 % de la empresa municipal de agua de El Puerto de Santa María. La empresa compradora es ¡Aqualia!. Hemos conocido que el director, que sería nombrado por Aqualia, tendría como principal ingreso el 5 % de la facturación: a más agua gastada más sueldo de los jefes.

Compartimos como objetivo que el agua tienen que ser un derecho de titularidad pública y gestión pública.