Exigen a la Junta la prohibición del fracking en Andalucía

La Plataforma Andalucía Libre de Fracking, en la que participa Ecologistas en Acción, exige a la Junta la prohibición del fracking en Andalucía en base al compromiso firmado ayer en el Congreso por PSOE e IU.

Ante el compromiso público firmado ayer en el Congreso de los Diputados por 20 partidos políticos de prohibir la fracturación hidráulica en investigación y en explotación de yacimientos de hidrocarburos no convencionales, así como paralizar inmediatamente cualquier proyecto de investigación o de explotación de hidrocarburos no convencionales autorizados en el estado español, la Plataforma Andalucía Libre de Fracking exige coherencia a estos dos partidos y que materialicen una ley de prohibición en Andalucía, así como una revocación inmediata de los permisos de investigación ya otorgados y de los que están actualmente en tramitación.

Ayer se producía en el Congreso de los Diputados la firma del compromiso frente al fracking, contrayendo voluntariamente la obligación de prohibir esta técnica de extracción de gas natural del subsuelo con graves impactos ambientales. Este compromiso fue firmado por 20 partidos políticos, entre ellos, PSOE, PCE, EQUO, Podemos, Partido X y PACMA.

Andalucía cuenta con permisos de investigación en estado de desarrollo donde ya se podría empezar a realizar fracking. La superficie total que se encuentra afectada por este tipo de permisos otorgados suponen 82.700 Ha en Cádiz, 27.200 en Sevilla y 68.000 en Jaén. A esta superficie hemos de sumar una cantidad equivalente en permisos de investigación que actualmente están en tramitación, afectando también a Córdoba y otras 61.000 Ha de antiguos permisos de explotación cuya reactivación se está tramitando en Sevilla.

Desde la Plataforma PALF solicitamos al gobierno de PSOE e IU de la Junta de Andalucía que sea coherente con lo firmado ayer a nivel estatal y lo ya aprobado por el Parlamento Andaluz en sendas Propuestas No de Ley en junio y setiembre del año pasado y, en consecuencia, materialice una prohibición del fracking en Andalucía, como ya han hecho otras Comunidades Autónomas, así como ejecute la revocación sin demoras de los permisos vigentes, en tramitación y en reactivación.

En caso de no proceder coherentemente en Andalucía estos partidos estarían demostrando su hipócrita oportunismo político a la hora de firmar compromisos emanados la sociedad en periodo de elecciones. Teniendo en cuenta el avanzado estado de desarrollo de los permisos de investigación vigentes, la no actuación por parte de la Junta puede significar que Andalucía sea una de las primeras comunidades autónomas donde se desarrolle el fracking y por lo tanto donde empecemos a sufrir las graves consecuencias ambientales y sociales de esta actividad.

A 10 días que la ciudadanía andaluza sea convocada a las urnas para las elecciones europeas, exigimos a PSOE-A y a IU que ratifiquen públicamente a la sociedad andaluza antes del próximo domingo 25 los compromisos adquiridos en Madrid por los grupos estatales a los que pertenecen, comprometiéndose a actuar consecuentemente en los órganos de gobierno de la Junta de Andalucía.