Un comisario en el punto de mira

  • El documento, elaborado por Ecologistas en Acción, repasa desde su vinculación con dos empresas del sector petrolífero a las reformas legislativas más polémicas de su etapa en el Gobierno
  • En su discurso de candidato a la presidencia de la Comisión Europea, Juncker fijó como prioridades la energías renovables y la eficiencia energética, dos de los grandes asignaturas pendientes de España

Yolanda Gonzalez. Infolibre.

Época de exámenes en el Parlamento Europeo. Una vez que el presidente electo de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, anunció este miércoles el reparto de carteras en este órgano de Gobierno de la Unión Europea, ha comenzado la cuenta atrás para el arranque de la nueva legislatura. El siguiente paso importante antes de que el Parlamento vote a la nueva Comisión será la denominada fase de audiencia –hearing, en inglés–. Se trata de un examen a los diferentes comisarios en el que los eurodiputados relacionados con la cartera en cuestión comprueban si es el perfil adecuado para el área asignada. Los parlamentarios del área de Medio Ambiente serán, junto a los de Energía, los encargados de valorar la idoneidad deMiguel Arias Cañete como futuro comisario deAcción por el Clima y Política de Energía. Y ya tienen sobre la mesa un documento en el que se repasa el perfil, la trayectoria, las políticas y las polémicas a las que se ha enfrentado en los últimos meses el exministro de Agricultura de Mariano Rajoy.

El citado documento [consulta aquí la versión web], redactado en inglés, tiene su origen en el área internacional de la asociaciónEcologistas en Acción y, según ha podido saber infoLibre, llegó a lo largo de este jueves a los correos electrónicos de los eurodiputados de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria. En un principio, según cuenta Samuel Martín-Sosa, autor de este texto y responsable del área Internacional de Ecologistas en Acción, nació como un borrador de trabajo para otras asociaciones europeas vinculadas con el medio ambiente que les habían demandado información sobre Cañete. Después, desde la organización ecologista pensaron que sería bueno trasladar esta información a los eurodiputados que van a encargarse de preparar la audiencia en la que será examinado el exministro de Agricultura, sobre todo para aquellos que no son españoles. Pero el envío de esta información no se quedará ahí. Desde Ecologistas en Acción estudian remitirla a parlamentarios europeos de otras áreas que también guardan relación con la cartera deAcción por el Clima y Política de Energía. Por ejemplo, a los de Industria, Investigación y Energía. La finalidad es que esta documentación sirva a estos cargos públicospara preparar las preguntas que se plantearán a Cañete en la audiencia ohearing.

Acciones en empresas del sector petrolífero

El citado informe, que va acompañado de links a los artículos de los que parten estas observaciones sobre Cañete, arranca señalando que "aunque introdujo cambios legales para prohibir las prácticas de abastecimiento de combustible en el estrecho de Gibraltar –práctica conocida comobunkering– tras el enfrentamiento de España con Reino Unido sobre el Peñón", Cañete fue "presidente [del Consejo de Administración] de una petrolífera relacionada con empresas dedicadas al bunkering en la Bahía de Algeciras, uno de los mayores impactos medioambientales de la zona".

Acto seguido, este documento de trabajo sostiene que Cañete posee acciones –2,6%, señala– en un par de empresas petrolíferas: Petrologis y Petróleos Ducar. Se trata de una información que, efectivamente, figura en su declaración de intereses presentada en el Parlamento Europeo. Miguel Arias Cañete informó a la Eurocámara de que posee el 2,5% de las acciones de la Petrolífera Ducar SL y el mismo porcentaje en la firma Petrologis Canarias SL. En un apartado destinado a facilitar información adicional, el futuro comisario europeo de Clima y Política de Energía relata, además, que las citadas compañías mercantiles "se dedican al almacenamiento de combustible propiedad de terceros en las instalaciones de Ceuta y Las Palmas de Gran Canaria". El accionariado de ambas empresas está controlado por su familia. Información similar figuraba ya en la declaración que presentó en el Congreso de los Diputados cuando arrancó, en noviembre de 2011, la legislatura de Mariano Rajoy.

Boicot a las renovables

Otro de los episodios que recuerda Ecologistas en Acción tiene que ver con las prospecciones petrolíferas en Canarias. La asociación ecologista censura que Cañete, en su calidad de ministro de Medio Ambiente, diera luz verde a estas prácticas. Igualmente, critica que, aunque la energía no dependía de su ministerio–es un asunto de Industria, en manos de José Manuel Soria–, como responsable de las políticas ambientales no ha levantado la voz contra decisiones como el fracking (fractura hidráulica), el boicot a las renovables, en particular a la energía solar, o la porlongación de la actividad de la central nuclear de Garoña.

El documento también repasa sus actuaciones en materia de política hidraúlica, pesca y parques naturales. Y no pasa por alto su episodio sobre la caducidad de los yogures, su defensa del contrato de integraciónpromovido por el Partido Popular –"Aquellos camareros maravillosos que teníamos, que le pedíamos uno cortado, un nosequé, mi tostada con crema, la mía con manteca colorada, cerdo, y a mí uno de boquerones en vinagre y venían y te lo traían rápidamente y con una enorme eficacia", justificó, el apoyo a las corridas de toros. Ni las polémicas declaraciones machistas en plena campaña electoral, cuando sostuvo que debatir con una mujer puede es complicado porque mostrar"superioridad intelectual" puede parecer machista.

A día de hoy, todavía no está decidido qué eurodiputados de ambas comisiones harán las preguntas a Cañete. Lo que sí sostienen, desde el Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento Europeo es que el exministro va a tener "muy complicado" evitar tener que responder sobre estos temas.

El proceso

Cañete, como el resto de candidatos a comisario, será examinado durante tres horas por los eurodiputados de las áreas relacionadas con su futura cartera. Además de tener que contestar a las preguntas que se planteen, deberá responder con anterioridad por escrito a cinco cuestiones que le presenten los parlamentarios. La sesión es pública y puede seguirse por internet. Transcurrida esta cita, los cargos públicos tienen 24 horas para avalar o rechazar la candidatura. Tras la audiencia, la comisión debe redactar una carta de conformidad que somete al pleno. Si la carta de conformidad es negativa, ésta servirá para invitar al país en cuestión a cambiar de candidato. En la historia del Parlamento Europeo, sólo dos países han retirado a sus candidatos en esta parte del proceso al ver que no lograban el mínimo consenso. Después, la Comisión se vota en bloque. O se acepta entera, o se rechaza entera.

El discurso de Juncker

En su discurso de candidato a la presidencia de la Comisión Europea, Juncker fijó como prioridades la energías renovables y la eficiencia energética, dos de los grandes asignaturas pendientes de España tal y como relatan las fuentes del sector y las asociaciones ecologistas consultadas.

"Necesitamos invertir en el sector industrial, en la investigación y el desarrollo y las energías renovables. Estas últimas no constituyen un ámbito reservado a los ecologistas bienintencionados. Las energías renovables y su desarrollo son indispensables para que la Europa del futuro pueda ofrecer ventajas duraderas, sólidas y sostenibles, directamente comparables con las de otros competidores mundiales, para ser un lugar de implantación atractivo", mantuvo el futuro presidente de la Comisión. Frente a esto, el Gobierno de Rajoy, del que Cañete ha formado parte, rubricó el pasado junio el frenazo a este sector.

El pasado 6 de junio, el Ejecutivo aprobó el real decreto que desarrolla la actividad de renovables, cogeneración y residuos con cambios en el sistema de primas. Esos cambios supondrán recortes de ingresos de al menos 1.700 millones anuales para las energías limpias. En la práctica, el real decreto supone, según las asociaciones de renovables, la paralización de un sector que fue puntero y dificultades para miles de inversores (60.000 sólo en el sector fotovoltaico).

Eficiencia energética

Sergio de Otto, secretario del Patronato de la Fundación Renovables, mantiene que si algo puede reprochársele a Cañete es el hecho de haberse implicado poco en cuestiones energéticas, en esas cuestiones energéticas que eran fronterizas con sus competencias. En este sentido, sostiene que "le hemos oído muy poco hablar de cambio climático". Además, recuerda que el futuro comisario de Acción por el Clima y Política de Energía va a Europa en representación de un Gobierno, el español, que ha continuado e intensificado la senda en contra de las renovables que inició el socialista Miguel Sebastián.

Este experto también pone sobre la mesa el debate de la eficiencia, otra de las cuestiones prioritarias para Juncker. El pasado agosto,España fue uno de los 23 países
de la UE expedientados por la Comisión por no notificarle la transposición de la normativa europea sobre eficiencia energética a tiempo.

En octubre de 2010, España votó en contra de la directiva de eficiencia energética con el argumento de que ya cumplía algunos requisitos de la misma y su implementación total era un lastre para la recuperación económica.

Ley de costas

Julio Barea, responsable de Energía de Greenpeace, subraya que la actuación de Cañete en el Gobierno ha ido "en dirección opuesta a lo que debería haber sido una respuesta seria al cambio climático". Y pone como ejemplo la ley de costas. "No se ha tenido en cuenta los efectos del cambio climático sobre la subida del nivel del mar", explica mientras advierte del peligro de que las construcciones que se autoricen se vean afectadas por esa subida.

Los ecologistas han denunciado que esta ley supone una "privatización de la costa", pues se recorta la protección del litoral, que era de 100 metros, a 20.

Por su parte, Tatiana Nuño, responsable de la campaña de Cambio Climático de Greenpeace, recuerda que España se posicionó en contra de fijar un objetivo vinculante de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Y añade el matiz de que siempre que el Gobierno se compromete a la reducción de emisiones, pone como condicionante el desarrollo de interconexiones.

En este sentido, el pasado marzo, desde Bruselas, el presidente del Gobierno señaló el nivel de interconexiones hace que para España sea más costoso cumplir con los objetivos medioambientales y, en particular, con los relativos a las energías renovables.

Nuño mantiene que su organización dispone de estudios que apuntan a que es posible una política europea en materia de medio ambiente más ambiciosa. "Lo justo sería que los objetivos para 2030 fuesen de una reducción de emisiones del 55% –respecto a 1990– y una cuota de renovables del 45%". La propuesta de Bruselas es del 45% en lo relacionado con las emisiones y del 27% en la implementación de renovables.