Los resultados de la Comisión: frustrantes, insatisfactorios e incompletos

Ecologistas en Acción consideró hoy que la Comisión de Investigación sobre el incendio de Guadalajara no ha cumplido sus objetivos, ya que lo que esperaban los ciudadanos es que sirviera para profundizar en las causas del incendio y buscar soluciones, y señalaron que su resultado "ha sido frustrante, insatisfactorio e incompleto".

Así lo avanzó en rueda de prensa, el coordinador regional de Ecologistas en Acción, Miguel Ángel Hernández, quien dijo que
"la Comisión ha cometido una serie de fallos en su planteamiento y el más importante es que no se han querido escuchar todas las voces que tenían algo que decir".
Hernández destacó que "nadie puede entender que una Comisión que investiga una catástrofe medioambiental no haya pedido la opinión de los agentes sociales que día a día trabajan por la defensa del medio ambiente".

La organización ecologista cree que "en la Comisión no se ha buscado la verdad y la prueba es que nadie ha dado una explicación a por qué dimitió la consejera de Medio Ambiente, Rosario Arévalo. Nosotros no decimos que no tuviera que dimitir, pero en las conclusiones de la Comisión no se explica la razón".

"Debemos pensar que no se hace porque se han cometido errores graves de gestión y tal vez esos errores graves son dolorosos de reconocer", destacó el coordinador regional de Ecologistas en Acción quien entiende "que las responsabilidades políticas están asumidas" pero que en la Delegación de Medio Ambiente de Guadalajara "alguien más debería dimitir".

Otro problema fundamental para Ecologistas en Acción es que la Comisión no ha afrontado en sus conclusiones la razón por la que el incendio, que acabó con la vida de 11 personas y arrasó cerca de 13.000 hectáreas, fue tan extenso y con consecuencias "tan catastróficas".

A su juicio, la razón fundamental de las dimensiones del incendio es que se produjo en un monocultivo de pino resinero, que es el más propenso a arder rápidamente, "pero si ese pinar estaba allí es porque durante años no se reparado en que en Castilla-La Mancha las masas de pinar hay que manejarlas de otra manera y hay que intentar recuperar la vegetación autóctona que en nuestro territorio es de frondosas, que también se pueden quemar pero son especies que resisten más la combustión y que además se recuperan mucho mejor".

Por otro lado, Hernández confía en que la recuperación de la zona del incendio se haga bien porque ahora mismo es la principal preocupación, "de momento se están dando los pasos adecuadamente, se está ayudando económicamente a los pueblos, a las personas que se han visto afectadas y ahora se también se debe poner en marcha un plan de recuperación.

En este sentido, Ecologistas en Acción se mostró satisfecho con la intervención en la Comisión del director conservador del Parque Natural del Alto Tajo, Rafael Ruiz, que habló de la recuperación natural de la zona, y reclama que el plan se haga público y participativo.

Por último, aprovechó para denunciar como "muy grave" que Castilla-La Mancha no haya designado oficialmente la zonas de grave riesgo de incendios, como ordenó el Gobierno central, lo que lleva a pensar que no se han aprendido las lecciones que se derivan del incendio".

- Extracto del informe de la Comisión parlamentaria sobre la investigación del incendio forestal de la Riba de Saelices