La CHD planea construir una gran presa en el entorno de Segovia

  • La nueva presa, localizada en el valle del río Ciguiñuela, sería cuatro veces mayor que el embalse del Pontón y anegaría 200 hectáreas.
  • El proyecto se justifica con unas inverosímiles previsiones de crecimiento poblacional, según las cuales la población de la capital se duplicará en los próximos trece años.
  • Ecologistas en Acción de Segovia, que ha presentado observaciones en la fase de consultas previas, exige que se actualicen las estimaciones relativas a la evolución de la población y se contemple el impacto de las medidas de eficiencia y modernización de las redes, para evitar malgastar los recursos públicos en una obra innecesaria.

El pasado mes de marzo el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente notificaba la apertura de un periodo de consultas en relación con el proyecto denominado “Regulación de caudales para el abastecimiento de Segovia y otras poblaciones de la cuenca del Eresma”. El proyecto contempla, esencialmente, la creación de un embalse de 29 Hm3 de capacidad en el valle del río Ciguiñuela, aguas arriba de la ciudad de Segovia. Una cola del embalse quedaría cerca del pueblo de Cabanillas del Monte (a unos 500 m de distancia). La otra quedaría a menos de 1.000 metros de Tres Casas.

Según la documentación difundida, aunque se aprovecharían las aportaciones del río Ciguiñuela, el llenado del embalse se haría fundamentalmente con agua del río Eresma, a través de un trasvase procedente del embalse del Pontón Alto. La conducción tendría una longitud aproximada de 10,6 Km. y sería necesario bombear el agua unos 70 metros, ya que el nuevo embalse estaría a mayor altitud.

Si el proyecto se ejecutase, la capacidad de almacenamiento de agua del sistema de abastecimiento de Segovia y su entorno pasaría de 9,9 Hm3 (7,4 del embalse del Pontón y 2,5 del embalse de Puente alta) a 38,9 Hm3, lo que implica que se multiplicaría casi por cuatro.

Para justificar el nuevo embalse, los promotores consideran que la población de Segovia se duplicará en los próximos 13 años, pasando de los poco más de 53.000 habitantes actuales a 110.000. Por su parte, los habitantes estacionales pasarían, según la documentación presentada, de los actuales 56.000 a 125.000.

En repetidas ocasiones desde Ecologistas en Acción de Segovia hemos hecho notar a la Confederación Hidrográfica del Duero que esas estimaciones de evolución poblacional carecen de rigor. Para empezar, los cálculos se realizan utilizando datos desactualizados. El análisis de la evolución reciente de la población de la ciudad de Segovia contenido en la documentación difundida utiliza cifras que sólo llegan hasta 2008… ¡y estamos en 2014!

La insistencia en seguir utilizando esos datos como base para el cálculo de nuevos proyectos hidráulicos sólo puede achacarse a una notable desidia o una manifiesta mala fe: recordemos que 2008 es el último año en el que las cifras del padrón municipal de Segovia crecieron, si bien lo hicieron de forma muy modesta. En los seis años siguientes (2009-2014) la población de la ciudad de Segovia no sólo no ha crecido, sino que ha disminuido.

En realidad, la población residente de la ciudad de Segovia ha permanecido estable en los últimos 20 años: En 1994 ascendía a 55.373 habitantes; diez años después, en 2004, apenas había ganado 213 habitantes, registrando 55.586 residentes. Otros 10 años más tarde (2014) encontramos que el crecimiento ha sido ligeramente negativo hasta llegar a los 53.286 habitantes.

Si consideramos la evolución conjunta de la población de la ciudad de Segovia y los municipios agrupados en la Mancomunidad de La Atalaya (La Lastrilla, Palazuelos de Eresma, San Cristobal de Segovia y Trescasas), la situación no varía sustancialmente (ver tabla adjunta): los datos de los Padrones Municipales revelan que el incremento neto de población ha sido de 4.070 habitantes en la última década o, lo que es lo mismo, un incremento de 6,5% en 10 años, con un aumento medio anual de 407 habitantes.

Localidad 2003 hab. 2013 hab.
Segovia capital 55.640 54.309
La Lastrilla 2.133 3.562
Palazuelos de Eresma 2.033 4.707
San Cristobal de Segovia 2.245 2.916
Trescasas 351 978
Total Segovia y entorno 62.402 66.472

El contexto general en el que evolucionará la población: menos natalidad, más mortalidad y un saldo migratorio negativo

Recientemente el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado sus proyecciones demográficas a corto plazo (periodo 2013-2023). En este trabajo se indica que, si se mantienen las actuales tendencias, España perderá 2,6 millones de habitantes entre 2013 y 2023, un 5,6% de la población. Para Castilla y León, en concreto, se estima una pérdida de población del 7,7%. Para la provincia de Segovia, la estimación es aún más pesimista, ya que la pérdida de población se estima en un 9,7%.

Aunque la evolución en la capital no tiene por qué ser la misma que la de la provincia en su conjunto, es evidente que las proyecciones del INE, publicadas el pasado 21 de noviembre, resultan contradictorias con la estimación de la CHD, que se emplea como base para justificar el recrecimiento de la presa y que indica que la población residente en la capital de la provincia se duplicará entre 2009 y 2027.

El “déficit estival” y sus causas

El documento aportado para las consultas previas señala la existencia de un “déficit hídrico estival”, que se traduce en un rápido vaciado de los embalses que abastecen a Segovia y a los municipios de su entorno en el periodo de verano y que justificaría la construcción del nuevo embalse. Sin embargo, el documento no describe las causas de ese rápido vaciado que, efectivamente, se produce en los años más secos. Desde Ecologistas en Acción de Segovia afirmamos que éste no se debe a que los dos embalses (Pontón Alto y Puente Alta) sean demasiado pequeños para la población a abastecer. Sino al disparatado consumo per capita y al escaso control del agua. De acuerdo con los datos proporcionados por el propio Ayuntamiento de Segovia, las dotaciones en la capital en los últimos años han sido:

Año Consumo medio [1]
(litros por habitante y día)
2006 571
2007 555
2008 570
2009 566
2010 668 [2]

La propia documentación remitida para estas consultas previas reconoce que las actuales dotaciones de agua de Segovia son excesivas y deberán reducirse sustancialmente, hasta los 321 litros / habitante / día en 2027, como resultado de las acciones (ya iniciadas) orientadas a racionalizar el consumo y evitar las pérdidas en las redes.

Pero si tiene en cuenta el impacto de las medidas orientadas a lograr un uso cuidadoso y eficiente del agua y se realizan unas proyecciones demográficas realistas, ¿qué justificación tendría un proyecto que pretende aumentar la capacidad de embalsamiento del sistema de abastecimiento de Segovia y su entorno en un 392%?

Ecologistas en Acción de Segovia ha pedido a la Confederación Hidrográfica del Duero que esta cuestión sea considerada con carácter previo al encargo de cualquier proyecto detallado o estudio de impacto. Lo contrario supondría concebir el embalse del Ciguiñuela como un fin en sí mismo, en vez de un medio para proporcionar unos recursos hídricos a los segovianos, algo que, a la vista de los datos, parece difícil de justificar. Y más aún si consideramos que la construcción de esa infraestructura requeriría cuantiosos recursos económicos, en una época de recortes presupuestarios que han deteriorado servicios públicos esenciales como la sanidad o la educación.

La construcción de costosas infraestructuras sin un fin claro han provocado un impacto desastroso en las arcas públicas. Es necesario aprender del pasado y evitar que el error se repita.