La Defensa y la Política Exterior interesan poco

La Defensa y la Política Exterior interesan poco a la ciudadanía... en medio de la crisis, l@s trabajador@s tienen otras preocupaciones más perentorias... excepto cuando soplan vientos de guerra, y entonces una marea humana, como ocurrió en toda España en 2003, llena las calles diciendo NO A LA GUERRA. La casta gobernante conoce perfectamente esta situación y cómo la ciudadanía responde ante estas cuestiones. Es por eso, quizás, que tenemos un ministro de Defensa (sr. Morenés) que es una persona directamente vinculada a la fabricación de armas de guerra y un responsable de la política exterior (sr. García-Margallo) que es una pura correa de transmisión de los intereses de EE.UU. y de la OTAN. L@s poderos@s nos conocen muy bien. Más que nosotr@s a ell@s.

Y como todo esto es así pues se producen resultados como, por ejemplo, la duplicación de las cifras de exportación de armas españolas al mundo en 2013: http://politica.elpais.com/politica/2014/05/21/actualidad/1400679580_419414.html

Hace dos días fui a dar una charla al Ateneo de Jerez sobre la Paz hoy en el mundo y asistieron solo 7 personas ¡¡¡. Esto me preocupa y, claro, me da por hacer comparaciones con la pujanza con que otros sectores ciudadanos se mueven (o son movidos) por otras iniciativas menos pacifistas como, por ejemplo, la organización de una próxima jura civil de bandera en Jerez para el día 15 de junio:
http://www.amigosdelamili.com/forum/topic/6756/page/1
http://www.ejercito.mde.es/personal/personal_civil/jura_bandera/
http://www.defension.com/Noticias/Entradas/2014/5/15_Jura_de_Bandera_de_Personal_Civil.html

Las campañas mediáticas del gobierno (la guerra disfrazada de "intervenciones humanitarias") en favor de posiciones que no ayudan nada a la Paz, al Desarme, a la Cooperación Internacional, y que justifican el papel belicoso de las Fuerzas Armadas de España, conforman una de las razones del gran repunte conservador que, en esta como en otras materias, la sociedad vive hoy. Al belicismo también le ayuda este clima general de crispación, competitividad, miedo, represión política gubernamental, etc., que padecemos actualmente. Una profesora muy conocedora de los mensajes de la Educación para la Paz, que asistió a la charla, no dejó de señalar el núcleo ideológico tan negativo que define a la nueva Ley Educativa del sr. Wert:

Cartel-Concentracion-no-ADM-2014...La principal diferencia del sistema educativo español con los de nuestro entorno radica en el número especialmente bajo de alumnos y alumnas que transitan por nuestra Formación Profesional. Esta situación incide inevitablemente en la empleabilidad y en la competitividad de nuestra economía, limitando las opciones vitales de dichos jóvenes. // ...una coartada para eludir las necesarias reformas de nuestro sistema educativo. El costo de no asumir estas responsabilidades no sería otro que el de ver aumentar la exclusión social y el deterioro de la competitividad. // ...dar respuesta a problemas concretos de nuestro sistema educativo que están suponiendo un lastre para la equidad social y la competitividad del país...

Tres personas de las 7 que acudieron a la charla destacaron la importancia de trabajar a favor de una Cultura de Paz donde los valores de la solidaridad, la cooperación, la ayuda mutua, la alegría de vivir, el diálogo, el compartir, etc., han de convertirse en el soporte de la vida social... y no la competitividad.

Por mi parte, no dejé de insistir, en esa hora y media de grata tertulia que tuvimos, en que la ciudadanía, el pueblo, l@s trabajador@s, podemos y debemos, juntos, tomar decisiones y habilitar planes concretos en relación con la Paz y el Desarme, por muy complejo que, en principio, parezca este ámbito de cosas. No podemos dejar estos asuntos en manos de nuestros irresponsables gobernantes, porque si lo hacemos terminaremos no ya participando en todas las guerras y con armas hasta en los dientes (léase escudo antimisiles en la Base de Rota), sino quedando inmersos quién sabe en qué gran conflagración futura.

Por supuesto, invité a los pocos participantes en la charla a venir a Sevilla el próximo 5 de junio a: (ver el cartel de la convocatoria)

Por Cristóbal Orellana (http://noviolencia62.blogspot.com.es)