Informe Ambiental Soria 2013

Asden-Ecologistas en Acción de Soria ha elaborado y editado en

formato digital un “Informe Ambiental Soria 2013” en el que mostramos

las actuaciones más relevantes que ha desarrollado esta asociación

durante el año pasado.

Primeramente queremos dedicar un recuerdo a Roque Ortega, presidente
de Asden-Ecologistas en Acción y pilar fundamental de las acciones jurídicas y legales de Asden-Ecologistas en Acción, cuyo fallecimiento nos pilló por sorpresa el día 25 de Abril de 2014. Sin Roque, este informe carecería de gran parte de su contenido. Su labor desinteresada y altruista será siempre agradecida por los amantes de la naturaleza.

Este documento es un reflejo de la realidad ambiental de Soria, que
no aparece en los folletos publicitarios ni se nombra en las ruedas de
prensa que dan las autoridades cuando muestran las bondades de sus
actuaciones y de la maravillosa naturaleza soriana.

Como se puede observar en el “Informe Ambiental Soria 2013”; nuestras
acciones, y en concreto las denuncias, hacen referencia a problemas
ambientales enquistados en la provincia: vertidos ilegales, vertidos
por mal funcionamiento de depuradoras, incorrecta gestión forestal,
falta de control e inspección administrativa en materia ambiental,
etc.

Con la concesión de los premios Atila, hemos mostrado dos temas
especialmente negativos para el medio ambiente durante el año 2013 en
Soria: la Mina de Borobia y las reforestaciones de ASFOSO.

Muchos de estos problemas se podrían haber solucionado o evitado si
las administraciones simplemente hubieran cumplido con sus
obligaciones, y sobre todo si a nivel regional la Junta de CyL.
hubiera cumplido con unas promesas de transparencia ,que todavía no
hemos visto cumplir ni cuando se le solicita la más inocente de las
informaciones o propuestas ambientales.

En la ciudad de Soria, el nivel de opacidad es menor, (en sintonía
con sus competencias ambientales). Pero aun así, el Ayuntamiento está
dando muestras de graves deficiencias precisamente en aquello de lo
que presume: la participación ciudadana, que en el caso de temas
ambientales y urbanísticos se resume en la repetición cada poco tiempo
de declaraciones de buenas intenciones, y la celebración de actos
informativos carentes de valor administrativo y participativo.

Descargar PDF