Banderas Negras en la costa catalana (2008-2012)

El web mapping como instrumento de denuncia de impactos ambientales.

Joan Jurado Rota y Elisenda Forés Planells, Ecologistes en Acció de Tarragona i l’Ebre. Revista El Ecologista nº 81.

La facilidad de uso de la cartografía en Internet, la sencillez de su lectura, su gran capacidad de difusión online y, por tanto, la posibilidad de hacer visibles los problemas y su denuncia, presentan el ‘web mapping’ como una herramienta eficaz en muchas de las campañas ecologistas. Además, el entorno colaborativo en el que pueden desarrollarse estos proyectos los dota de mayor pluralidad y permite que abarquen territorios más extensos. Se presenta aquí la iniciativa desarrollada con respecto a las banderas negras en Cataluña.

La campaña Banderas Negras fue impulsada por Ecologistas en Acción allá por el año 1999 como método de denuncia pública de los puntos de litoral que sufren vertidos contaminantes, agresiones urbanísticas u otros impactos negativos en su calidad ambiental. Desde entonces, su objetivo ha sido el de informar a los ciudadanos sobre el estado de los ecosistemas costeros y requerir a las administraciones que tomen las medidas oportunas para corregir las problemáticas existentes en las playas y en el conjunto del litoral. La campaña se ha venido realizando anualmente hasta la fecha gracias al trabajo de voluntarios de federaciones provinciales y grupos locales de Ecologistas en Acción que han permitido identificar y comparar las agresiones más graves localizadas en nuestro litoral.

Como resultado se elabora cada año un informe que argumenta la necesidad de la campaña y expone con detalle todos los impactos ambientales con el fin de alertar a la población y a los entes gestores. Dichos informes, disponibles en la web de Ecologistas en Acción [1], han ido sucediéndose, especialmente desde 2005, a la vez que un frenético volumen de amenazas se cernían sobre la costa, sus ecosistemas y sus recursos. La expansión urbanística, problemas de contaminación urbana e industrial, la artificialización de la línea de costa, la construcción de innumerables puertos deportivos o los impactos sobre el medio marino de los Puertos de Interés del Estado forman parte de las denuncias recogidas en estos laboriosos trabajos, que suelen rondar el centenar de páginas. Este hecho, el tamaño de los informes, hace que a menudo no sea una información manejable para mucha gente, si bien es verdad que la concesión de banderas negras suele aparecer en los medios de comunicación coincidiendo con la época estival.

Por estos motivos se decidió, fruto de una colaboración de prácticas de empresa entre un alumno del Máster en Planificación Territorial [2] de la URV y Ecologistes en Acció de Tarragona i l’Ebre [3], realizar una cartografía de referencia que aunara todas las banderas negras localizadas en Cataluña durante un lustro (2008-2012). Esta experiencia sirvió para elaborar y probar una sencilla metodología para la recopilación cartográfica de amenazas e impactos ambientales y su difusión a través de Internet.

El caso catalán

En el litoral de Cataluña, entre el río Sènia al sur y el Cabo Falcó al norte, se catalogaron 159 banderas o puntos negros diferentes entre los años 2008 y 2012. Por demarcaciones se repartieron de la siguiente manera: Girona, 42; Barcelona, 60; Tarragona, 57.

Por tipología cabe destacar las banderas negras relacionadas con impactos urbanísticos en el litoral (73) que comprendían gran parte de los tramos costeros fuertemente urbanizados. En segundo lugar aparecían las agresiones vinculadas a obras en las costa (61), donde se incluyeron la construcción y ampliación de puertos deportivos, espigones, diques y otros elementos de artificialización de la línea de costa. El resto de localizaciones correspondían a episodios de contaminación industrial y urbana así como de Puertos de Interés del Estado.

En Cataluña, aparte de los informes anuales de la federación estatal, se realizó en 2011 un trabajo de recopilación informes anteriores y que además permitió localizar otros impactos con más detalle, lo que explica la abundancia de estos en comparación con otros territorios del Estado [4].

Cuando se recopilaron todas las banderas negras se procedió a geolocalizarlas sobre un mosaico de las fotografías aéreas del litoral catalán, disponibles en la web del Institut Cartogràfic de Catalunya. Se localizaron los puntos y se introdujo información correspondiente al nombre, el tipo de impacto, el año en el que se recoge en el informe y el municipio, el ámbito territorial y la provincia donde se encuentra.

Este proceso permitió disponer a Ecologistes en Acció de Tarragona i l’Ebre de una cartografía de Banderas Negras que puede ser modificada, ampliada o incluso objeto de diferentes análisis espaciales mediante el uso de un software de SIG (Sistemas de Información Geográfica). Pero una vez obtenida esta información se decidió emplear un visor online para difundir los impactos indicados en los diferentes informes de la campaña Banderas Negras en el último lustro en Cataluña. Esta voluntad dio como resultado la experiencia que se desarrolla seguidamente.

Sistema de Información de Banderas Negras

Como argumenta Campos-Vargas “Internet ofrece grandes posibilidad de acceso a la información geográfica y cartográfica […] es un medio con el potencial de distribuir los beneficios de las tecnologías geoespaciales a todos los usuarios conectados” [5]. Ramon y otros [6] dicen que “la tecnología Web Mapping permite al usuario generar sus propios mapas, dentro de un entorno de fácil comprensión y uso como es la web, visualizar, consultar y analizar información geográfica”. Debido a estas características, este tipo de aplicaciones se presentan como grandes instrumentos de denuncia mediante la difusión de información geográfica en Internet debido a la autonomía de su plataforma y el amplio acceso e interactividad de los usuarios [7].

Por la facilidad de implementación y la capacidad de difusión se decidió realizar el proyecto en Google Maps. Google Map Maker ofrece la posibilidad de crear sencillas capas cartográficas directamente en el navegador o importando el archivo desde un SIG (como fue en este caso). Esta cartografía puede estar compuesta por puntos, polígonos, líneas o recorridos por calles. Para el Sistema d’Informació de Banderes Negres de Ecologistes en Acció (SIBNEA) [8] se utilizaron elementos puntuales que localizaban cada impacto recopilado en los informes de las campañas anuales. Dichos puntos pueden ser editados en el entorno de Google Maps pudiendo añadir información, fotografías y enlaces web así como modificar el icono representativo.

Este tipo de mapas generados y visualizados en la red tienen la característica de poder ser editados por otros usuarios (collaborative web maps). La posibilidad de contar con múltiples editores para una capa le da una gran cobertura espacial y una mayor capacidad de actualización y de corrección de errores de la información geográfica. Como parte esencial de la era actual dominada por las tecnologías de la comunicación y la información, las redes sociales juegan aquí un papel relevante, ya que a través de estas pueden ser compartidos los mapas creados y alojados en Google Maps.

Para facilitar la justificación del proyecto y la difusión de las capas cartográficas surgidas, se elaboró un sitio web en formato de blog. Así, se configuró la página web que contiene una introducción sobre quién, por qué y cómo se ha llevado a cabo SIBNEA, la visualización de conjunto para toda Cataluña y de detalle para los cuatro ámbitos territoriales (Comarques Gironines, Àmbit Metropolità, Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre) y un apartado donde aparece un mapa que representa, en contraposición a las banderas negras, las playas vírgenes localizadas en el litoral tarraconense por Ecologistas en Acción de Cataluña en las campañas correspondientes a 2010, 2011 y 2012.

Conclusiones

La facilidad de implementación de esta cartografía en la red, la sencillez de su lectura, la gran capacidad de difusión online y, por tanto, la posibilidad de hacer visible el problema y su denuncia, presentan el web mapping como una herramienta altamente eficaz en muchas de las campañas llevadas a cabo por Ecologistas en Acción. Además, el entorno colaborativo en el que pueden desarrollarse estos proyectos los dota de mayor pluralidad y permite que abarquen territorios más extensos.