La Costa del Sol contra las prospecciones de hidrocarburos

El litoral malagueño, sus costas, sus playas y su mar, están amenazados por las multinacionales del sector petrolero, que en una huida hacia adelante están tratando de encontrar hidrocarburos en el litoral andaluz, ignorando el daño que sus destructivos métodos de búsqueda infligen sobre la naturaleza física que sustenta nuestra economía. La calidad de nuestras aguas y la biodiversidad de los ecosistemas marinos, son la base de nuestro turismo y del mantenimiento sostenible de las pesquerías. Málaga no podrá mantener, ni avanzar hacia un modelo turístico sostenible si finalmente la agresión ambiental de las prospecciones de hidrocarburos se consolida.

La Costa del Sol se opone rotundamente a este modelo de expolio que ni siquiera supone pan para hoy, y que no presenta ninguna opción sostenible que garantice la pervivencia de nuestra economía y su empleo asociado.

El pueblo malagueño quiere apostar por la sostenibilidad social, económica y ambiental para garantizar nuestro futuro y el de las generaciones venideras. Andalucía debe oponerse con fuerza al modelo energético fósil, una de las causas de la deuda externa, del cambio climático y de la destrucción planetaria. Andalucía debe optar estratégicamente por las energías renovables, cuyas tecnologías están plenamente desarrolladas y suponen una fuente de generación intensiva de empleo limitando el expolio de nuestros recursos endógenos.

Es falso que las prospecciones vayan a generar riqueza en nuestros pueblos de Málaga y la ciudadanía cree que es hora de destapar la mentira del desarrollismo.

Conocidas las intenciones de pedir una nueva prórroga, desde el Movimiento Ciudadano en contra de las Prospecciones de Hidrocarburos en la Costa del Sol exigimos la retirada definitiva de los proyectos Siroco y Chinook que amenazan el litoral malagueño.