Consideraciones ante los incendios en Andalucía

La detección inmediata de un incendio es la medida más efectiva para evitar que un conato se convierta en un incendio forestal de considerable dimensiones.

Ecologistas en Acción ha constatado que los medios que el Plan Infoca dispone para la vigilancia y detección de incendios forestales están funcionando a menos del 60%.
La Consejería de Medio Ambiente adquirió hace 5 años los dispositivos digitales de vigilancia para los Centros Operativos del Plan Infoca capaces de detectar un conato de incendio. Estos dispositivos consisten en una cámara de video y otra de infrarrojo y son capaces, en tiempo real, de detectar un conato de menos de un metro cuadrado. Este dispositivo, denominado Sistema Bosque, costó alrededor de 1,5 millones de euros cada uno, y en la actualidad sólo están funcionando la mitad, cubriendo el 10% del territorio forestal.
Además, el número de horas en las que hay presencia de operarios en las casetas de vigilancia repartidas por toda Andalucía ha descendido considerablemente, pasándose de las 20 horas diarias en 2000 a tan sólo 10 horas diarias en la actualidad. Esto hace que durante el resto del día, el monte esté desprotegido de la vigilancia que el Plan Infoca tiene encomendada. Como ejemplo tenemos el incendio del municipio de El Burgo (Málaga) donde un incendio intencionado calcinó 50 hectáreas de pinar adulto.

Ecologistas en Acción, sigue constatando la discriminación a que tiene sometido la Consejería de Medio Ambiente a los voluntarios de Protección Civil y de los Grupos de Pronto Auxilio. Estos colectivos de voluntarios, adscritos a los Planes de Protección de los municipios y a los Planes Locales de Emergencias de Incendios Forestales, no se les facilita su trabajo de vigilancia y extinción para los que están preparados. Es un grueso de personas necesarias para el control de zonas ya incendiadas y que con su labor de vigilancia, evitarían reproducciones y podrían hacer ataque directo a incendios incipientes, siendo de gran ayuda para los bomberos forestales.

Valoramos los decretos establecidos durante el verano por parte del Ministerio del Medio Ambiente pero exigimos a éste y al resto de las administraciones competentes la misma responsabilidad que se le exige al resto de la población. De esta forma, Ecologistas en Acción considera nefasta la aplicación que tiene la Consejería de Medio Ambiente de la Ley 5/99 de Prevención y Extinción de Incendios Forestales, ya que no se han llevado a cabo sus determinaciones mas importantes, incumpliéndose casi el 50% de ésta.
Consideramos especialmente grave que tan sólo el 30% de los municipios de Andalucía tengan hechos sus Planes de Emergencias de Incendios Forestales y que no se les exija la limpieza de los arcenes a los propietarios de las vías férreas y de las de comunicación por carretera.

En cuanto al incendio de Cazorla, Ecologistas en Acción exigen a la Consejería de Medio Ambiente la reunión de la Junta Rectora del Parque Natural donde se despejen dudas sobre la descoordinación detectada en las tareas de extinción de los distintos organismos implicados, que entre otras cuestiones ha provocado la dimisión del Coordinador del grupo de pronto auxilio de Villanueva del Arzobispo.

Ecologistas en Acción Andalucía recuerda que la zona dañada por el incendio forestal tardará décadas en recuperarse y desmiente a la Junta de Andalucía a la hora de afirmar que sólo se han visto afectado el pinar. También han ardido especies protegidas como sabinas, tejos y encinas. Por último recordar que la recuperación de las zonas afectadas debe dar prioridad a la regeneración natural del monte mediterráneo y que, en el caso de que sea necesario, sólo se produzcan repoblaciones con especies autóctonas y en zonas de alto riesgo de erosión.


Recomendaciones

Finalmente realizamos el siguiente decálogo de recomendaciones contra los incendios forestales:

A las Administraciones Forestales:
- Eliminación de los cultivos forestales (eucaliptos y masas monoespecíficas de pinos) tanto del monte público como privado.
- Aplicación de la legislación forestal y contra incendios: Elaboración de Planes de Ordenación de Recursos Naturales de carácter comarcal y de los Planes de Prevención y de Extinción de Incendios.
- Reforma Forestal: Incremento del Monte Público gestionado por cooperativas locales.

Al INFOCA:
- Prevención durante todo el año, especialmente en zonas de riesgo y vigilancia durante las 24 horas del día en época de peligro de incendio.
- Mejora en la coordinación de todos los agentes implicados y de los recursos disponibles: Guardería- EGMASA, Ministerio de Medio Ambiente, Diputaciones y Ayuntamientos, dando cabida a los grupos de voluntarios en las labores para las que, sin correr riesgos, estén cualificados.

A los Partidos Políticos:
- Anteponer las reivindicaciones de buena gestión forestal a las de compensaciones por incendios que acaban generando expectativas ante los mismos.
- Abordar con toda la firmeza exigible el tema de los incendios cuando climatológicamente estemos en época de bajo riesgo.

A la Sociedad Civil:
- Extremar las precauciones en el uso recreativo del bosque.
- No amparar a los incendiarios.
- Prácticas de consumo responsable: Consumir papel reciclado y productos forestales (Quesos, mieles, corcho, productos cárnicos,...) que incidan en el sostenimiento de un Mundo Rural social y ecológicamente equilibrado.