Nos movilizamos contra la privatización del agua

La coordinadora de las Marchas por la dignidad 22M se moviliza por el contra la privatización del agua y los vertidos contaminantes.

La coordinadora de las Marchas por la Dignidad 22M apoya la campaña de denuncia contra la multinacional Aqualia-FCC por la abusiva subida del recibo del agua, y los vertidos contaminantes al litoral. Por ello asistirá al acto público de izada de una bandera negra convocada por Ecologistas en Acción para mañana sábado 12 de julio como denuncia del estado de nuestro litoral.

Una ola de privatización de la gestión del agua urbana recorre España. Antes de la crisis la privatización solo afectaba a poco más del 30 % de los ayuntamientos. En solo 4 años subió un 20 % y actualmente afecta a cerca del 60 % de la población española.

Unas pocas grandes empresas multinacionales se reparten el negocio del agua con la colaboración de los grandes bancos. Agotado el negocio del ladrillo, el capital especulativo dirige sus miradas hacia el agua: un negocio perfecto ejercido a escala municipal en régimen de monopolio privado por periodos de 20-30 años.

Casi siempre las privatizaciones se justifican por las dificultades económicas que padecen los ayuntamientos. Sin embargo, el negocio se basa en dos principios: reducir costes y subir precios. Al final, son los ciudadanos los que acaban pagando las deudas municipales, más el beneficio empresarial, mientras, la gestión empeora provocando vertidos que dañan a los seres vivos y a nuestro medio ambiente. Privatizar se convierte en un acto de sabotaje social a la economía y ecología ciudadanas.

En Sanlúcar, la gestión del agua se privatizó a final del año 2010. El gobierno del PSOE-CIS vendió la gestión del agua a la empresa Aqualia-FCC por 16,5 millones de euros durante un periodo de 25 años. Desde entonces, Aqualia, empleando varias artimañas, ha subido el precio del agua casi un 30 % y la depuración, que ya era deficiente, ha llegado a niveles inadmisibles. Todo ello ante la pasividad del Ayuntamiento que tendría la obligación de controlar la gestión de Aqualia en lo que sigue siendo un servicio público.

Desde la coordinadora de las Marchas de la Dignidad 22M nos sentimos parte de los movimientos ciudadanos contra la privatización del agua. El agua no puede ser una mercancía, sino un derecho humano; así lo reconoce la revisión de la carta de los derechos humanos realizada en el año 2010. Subrayamos que las luchas por el agua representan hoy uno de los principales frentes entre el capital especulativo y la ciudadanía.

Por estas razones las organizaciones y colectivos que forman la coordinadora de las Marchas por la Dignidad 22 M van a participar en el acto público de denuncia de los vertidos al litoral convocado por Ecologistas en Acción para mañana sábado 12 de julio a las 13:30 h en la confluencia del Paseo Marítimo y la Calzada.

Coordinadora 22M Marchas por la Dignidad ¡Por el derecho humano al agua!
(SAT, USTEA, IU, Podemos, IA, Ecologistas en Acción, La Borraja, 15M, Marea Verde, Marea Violeta).