La Unión Europea se queda hoy sin pescado

Informe Fish dependence – 2014 update

Un informe de New Economics Foundation muestra que a partir de hoy viernes y hasta final de año los europeos comerán un pescado que procede de fuera de sus aguas. Ecologistas en Acción resalta la gravedad del caso español, con un consumo per capita muy superior incluso al de la media europea. Nuestro país lleva ya un mes dependiendo del pescado procedente de fuera de la UE.

Las investigaciones realizadas por la New Economics Foundation (NEF) revelan el alto grado de dependencia que tienen los países de la UE de pescado procedente de fuera de sus aguas, para satisfacer sus altos niveles de consumo. Si la UE consumiera solamente el pescado de sus propias aguas, se quedaría sin pesca el 11 de julio de este mismo año. Dentro de esta tendencia insostenible, España se sitúa en los puestos de cabeza, con un consumo de 42,9 kg per cápita /año, frente a los 23kg de la media en la UE 27. El consumo español ha seguido creciendo en los últimos años. Nuestro país, a pesar de su gran riqueza en recursos pesqueros, produce menos del 50% del pescado que consume, y lleva dependiendo del pescado exterior desde el pasado 11 de junio.

La UE mantiene así la tendencia de los últimos años. Mientras que apenas se han producido avances en reducir la dependencia del exterior, la sobreexplotación de algunos stocks pesqueros sigue aumentando. Esta sobreexplotación se traduce en una pérdida de productividad de nuestros mares, que no ha ido acompañada de un descenso en el consumo. Al contrario, la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) predice que el consumo europeo aumentará de aquí a 2030. Actualmente uno de cada dos pescados que come un europeo procede de aguas de terceros países.

Los stocks pesqueros de Europa no gozan de buena salud y por ello producen mucho menos pescado del que producirían si se gestionaran de una forma sostenible. El estudio muestra las ventajas de dicha gestión: recuperando 43 stocks de los actualmente sobreexplotados en aguas europeas y llevándolos a su Rendimiento Máximo Sostenible, se lograría retrasar el día en que se agota el pescado europeo hasta el 4 de Octubre. Además, las pesca sostenible significa también una oportunidad laboral: NEF lo cifra en 100.000 nuevos empleos.

La implementación de la nueva Política Pesquera Común ofrece una oportunidad para la restauración de los ecosistemas marinos europeos. Al mismo tiempo la UE debe avanzar hacia niveles de consumo que se ajusten a la capacidad de los ecosistemas.

Aniol Esteban de la NEF, ha comentado: "A raíz de la reforma de la Política Pesquera Común, los Estados miembros deben darse cuenta de que los beneficios de la gestión de los ecosistemas marinos redundan en el interés de la sociedad, y deben afrontar la aplicación de esta reforma con planes de ordenación pesquera ambiciosos, que conduzcan a una rápida recuperación de los recursos pesqueros y a unas estrategias de asignación de cuotas en beneficio del interés público".

Para Samuel Martín-Sosa, de Ecologistas en Acción, este informe "debe abrirnos los ojos sobre el desigual reparto de recursos a nivel planetario.Nuestra huella ecológica es muy alta, y estamos contrayendo una deuda de recursos con aquellas partes del mundo de donde extraemos todo lo que no somos capaces de producir nosotros mismos para satisfacer nuestro elevado consumo. Vivimos en un planeta con límites que no podemos sobrepasar si queremos evitar el colapso de los ecosistemas."