Denuncian la opacidad del Ayuntamiento de Sevilla

Ecologistas en Acción de Ciudad de Sevilla ha elevado queja ante el Defensor del Pueblo Andaluz, Sr. Maeztu, por la falta de respuesta del Ayuntamiento de Sevilla a las solicitudes de información que le ha dirigido en relación con algunas de las talas masivas de arbolado ejecutadas o anunciadas en nuestra ciudad estos últimos meses. Son muchas las peticiones de información, las denuncias y las solicitudes de cambio de proceder que Ecologistas en Acción le ha planteado al Ayuntamiento desde hace años en materia de arbolado urbano; casi tantas como los silencios recibidos en respuesta. Pero la queja se centra en los casos que se han dado en este año.

Queja al Defensor del Puebl­o Andaluz

Ecologistas en Acción viene denunciando de forma reiterada la gestión que el Ayuntamiento hace del patrimonio arbóreo de nuestra ciudad, claramente negligente. Así, se ejecutan talas masivas nada o insuficientemente justificadas, que están mermando dicho patrimonio. Y también podas prescindibles, realizadas de forma deficiente y/o de manera extensiva en calles y barrios completos, con una severidad abusiva y en periodos del año no apropiados para ello, como la primavera y el verano, lo que está provocando que el arbolado sufra innecesariamente infecciones, pudriciones, ataques de insectos xilófagos y otros daños que favorecen las enfermedades, las oquedades, los debilitamientos estructurales,... Es decir, el acortamiento de la vida del arbolado, que éste de un peor servicio a la ciudad, que genere más gasto público, que sean más probables los accidentes por caída de ramas o ejemplares completos...

Y en estos últimos meses han vuelto a darse ejemplos de esta forma de actuar, con las talas efectuadas en las calles Avicena y Campamento y en el Paseo de Juan Carlos I, entre otras. Y en cuanto a las podas, y según reconoce sin rubor alguno el propio Ayuntamiento, estas últimas semanas ya veraniegas se están realizado en distritos como el de Cerro-Amate (barriada Ntra. Sra. Del Águila,...), Norte (calles Estrella Betelgeuse, Estrella La Espiga,...), Macarena (calles Amalia Torrijos,...) y Nervión (Avda. de Málaga y aledañas, calle Campamento nuevamente,...).

Ante este desolador panorama, entre enero y febrero pasados Ecologistas en Acción solicitó información y tener acceso a los expedientes de algunas de estas talas; concretamente, de las ya realizadas en las calles Avicena, Campamento y el Paseo Juan Carlos I, así como de los apeos anunciados para siete calles de Sevilla Este y la del Almirante Lobo. Porque es de suponer que en sus respectivos expedientes habrían de estar los informes técnicos que pudieran justificar estas agresivas actuaciones. Recordamos que el abatimiento de cualquier árbol de la ciudad, según la Ordenanza de Arbolado, Parques y Jardines Públicos de Sevilla (artic. 19), debe estar justificada mediante una disposición de carácter individualizado que acredite la necesidad de su apeo y la inviabilidad de cualquier otra alternativa; y que, según el Plan General de Ordenación Urbanística de Sevilla (artículo 9.3.10. de sus Normas Urbanísticas), ha de contar con previa licencia urbanística. Y Ecologistas en Acción quiere comprobar si todas estas actuaciones han cumplido con esos requisitos legales.

De dichas solicitudes de información dimos cuenta al nuevo Director General de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla, en una reunión mantenida el 14 de marzo pasado, y éste nos garantizó que nuestro acceso a los expedientes se produciría a la mayor prontitud. (Y, además, nos expresó estar de acuerdo con que ha de incrementarse notablemente el cuidado del arbolado por parte del Ayuntamiento.)

Pero seis meses después de presentadas las solicitudes aún no hemos recibido ninguna respuesta por parte del Ayuntamiento. De manera que éste impide a la ciudadanía de forma sistemática el acceso a información de relevancia ambiental. Y sin información se coarta muy seriamente la participación. Unos derechos ciudadanos básicos éstos que se recogen desde la mismísima Constitución Española hasta varias de las normas que la desarrollan. Como la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo y la Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente. Así mismo, incumple el propio Reglamento de Participación Ciudadana de Sevilla. Y también burla acuerdos internacionales firmados por el Ayuntamiento de Sevilla, como es la Carta de las Ciudades Europeas hacia la Sostenibilidad, conocida como “La Carta de Aalborg”, a la que nuestro Ayuntamiento se adhirió en 1996.

Ecologistas en Acción lamenta profundamente haber tenido que emprender esta iniciativa ante el Defensor, formalizada esta misma semana, pero entendemos que no es de recibo que el equipo de gobierno municipal, con el alcalde a la cabeza, incumpla de forma tan flagrante sus obligaciones. Por una parte, en la protección del patrimonio natural de la ciudadanía de Sevilla y, por otra, en garantizar el derecho de ésta a la participación pública, que necesariamente pasa por el derecho a la información.

Y lamentamos mucho también tener que señalar que en estos próximos días (posiblemente el lunes que viene) está prevista ejecutar otras de estas talas masivas: en la calle Almirante Lobo, donde serán abatidos 12 grandes árboles. Y que el Ayuntamiento pudiera querer aprovechar este mes de agosto para realizar otros dos arboricidios que tiene “pendientes”: uno en Sevilla Este, que supondría apear 43 ejemplares en media docena de calles (“porque molestan a las farolas”...), y otra en Los Remedios, donde tienen sentenciados a casi 100 árboles, en la Avenida Flota de Indias y en la calle Alfredo Kraus.

¿Podremos llegar a ver algún día una gestión sostenible y defendible del patrimonio arbóreo de Sevilla?.