Alegaciones al Plan Especial del Puerto para el Sevilla Park

Ecologistas en Acción de Ciudad de Sevilla ha presentado alegaciones a la modificación del planeamiento para hacer posible la construcción del Sevilla Park en los terrenos del Puerto de Sevilla. Las alegaciones se centran en los siguientes puntos:

- No cumple la Ley de Puertos del Estado.

Alegaciones completas presentadas

En primer lugar, el documento no cumple la ley de Puertos del Estado, puesto que debe aprobarse por el Ministerio de Fomento un documento denominado “Delimitación de los Espacios y Usos Portuarios”, porque además de no estar hecho y ser preceptivo, los nuevos usos propuestos obligan a su modificación. Una vez aprobado el documento de Delimitación de los Espacios y Usos Portuarios hay que elaborar el Plan Especial correspondiente o revisar el actual, adaptándolo a la zona de servicios del puerto exclusivamente; no se puede hacer una modificación del mismo, sino uno nuevo o una revisión del actual.

- Introduce usos no permitidos que obligarían a una modificación del PGOU y a la revisión del Plan Especial para el Puerto de Sevilla.

Los usos contemplados por la Ley de Puertos para la integración puerto-ciudad se limitan a “equipamientos culturales, recreativos, certámenes feriales, exposiciones y otras actividades comerciales no estrictamente portuarias, siempre que no se perjudique el desarrollo futuro del puerto y las operaciones de tráfico portuario y se ajusten a lo establecido en el planeamiento urbanístico. Y el uso de Gran Superficie Minorista perjudica el desarrollo del puerto, porque condiciona la movilidad y no se ajusta a lo establecido en el planeamiento urbanístico, a menos que se modifique el PGOU y se haga un nuevo Plan Especial para el Puerto de Sevilla, cosas que no hay previsto hacer.

Los nuevos usos, además, no se justifican. Sólo se cita como justificación el interés de unos inversores en la propuesta y en generalidades sobre las bondades de los usos propuestos. Pero es público y notorio el exceso de suelo y edificios cuyo uso es el uso terciario, y especialmente las Grandes Superficies Minoristas.

Recordemos las propuestas del Estadio Olímpico, la Gavidia, la Ciudad de la Imagen, Puerta de la Carne, Estación de Cádiz, San Nicolás Oeste (Ikea), los bajos de la Torre Pelli,... Podemos decir algo similar con otros usos propuestos, como el “Palacio de Deportes-Arena”. Recordemos que el Estado Olímpico está infrautilizado, la demolición del Palenque de la Expo de 1992 porque supuestamente era innecesario, el proyecto de las Atarazanas,...

- La movilidad comprometida.

Respecto a la movilidad, no se puede en la primera página decir con orgullo que el Sevilla-Park será el mayor centro comercial de Andalucía y concluir que ello es asumido, tal cual, por la red viaria actual de la ciudad, sólo con un apeadero de bus-fluvial, un carril bici, y aparcamientos dentro del puerto, saliendo todos por un vial a una rotonda y una ronda intermedia existente que ya hoy tienen atascos a determinadas horas.

El propio documento reconoce las limitaciones del Estudio de Movilidad que “ha realizado el cálculo de previsiones de flujos futuros sin tener en cuenta la “colaboración” de otras alternativas de movilidad públicas y privadas, con objeto de maximizar las soluciones programáticas”.

Y sugiere tres propuestas: “Apuntar, eso sí, que el trazado previsto de la Línea 4 del Metro de Sevilla prevé su paso por esta actuación..., se fomenta crear una línea de transporte fluvial... se propone igualmente la recuperación del trazado de vía férrea existente,...”, propuestas que son un “brindis al sol” por cuanto no existen ni van acompañadas de compromiso de ningún tipo. Las líneas 2, 3 y 4 de metro de Sevilla cuestan según el anteproyecto 3.500 millones de euros, que si ocurre lo que con la Línea 1, podría fácilmente doblarse. En todo caso, un dinero que no existe ni existirá en muchos años, como ya expusimos en nuestras alegaciones a dicho anteproyecto. La línea de transporte fluvial y la extensión del ferrocarril no existe ni en proyecto ni mucho menos contemplada en los presupuestos públicos y la propuesta no asume ninguna clase de compromiso al respecto. En definitiva, no se prevé más transporte público, ni más red viaria arterial de acceso que la existente.

El PGOU de 2006 analiza la infraestructura de comunicaciones del Puerto y considera “la debilidad de los accesos actuales por carretera respecto de la nueva red viaria arterial, y las dificultades operativas del acceso ferroviario”. Esa debilidad queda reflejada en los datos actuales del tráfico, que arrojan una intensidad media diaria (denominado IMD) de vehículos en la confluencia de la calle Juan Pablo II con la SE-30 de 37.662 vehículos en 2012 y hay atascos en horas puntas. Y en la glorieta de confluencia de la calle de la Esclusa con la SE-30 (subida al Puente del Centenario) el IMD fue de 98.451, con una congestión del tráfico casi permanente. Carecemos de datos relativos al Puente de las Delicias, pero es notoria su congestión en horas puntas.

A esas cifras no sólo hay que añadir los 20.000 vehículos/día (6.000.000 / 300 días hábiles) que calcula el Estudio de Movilidad de la MODIFICACIÓN que generará la propuesta, sino todo el tráfico añadido por el denominado Sector Suroeste o Punta del Verde, un polígono industrial de casi 100 hectáreas en la zona de servicio del puerto, situado entre el polígono Torrecuéllar y el límite de término, aún sin desarrollar.

La solución que daba el PGOU de 2006 a los problemas existentes y previstos era el Paso Territorial Sur, la denominada SE-35, la cual ha sido eliminada de la planificación territorial y no está prevista en POTAUS de 2009.

- El destrozo del un paisaje protegido.

La propuesta aumenta dramáticamente las alturas desde la máxima de 12 metros y 28 m de forma excepcional en el 15% de la superficie, a 30 m de altura y 40m en el 20% de la superficie, a escasos metros del río, una proximidad y altura desconocidas en todo el ámbito metropolitano del Guadalquivir, si exceptuamos la Torre Cajasol. La propuesta carece de la más mínima reflexión y mucho menos estudio del paisaje, como es preceptivo.

- El nulo incentivo a la participación

El Ayuntamiento no ha llevado a cabo la celebración de ningún evento especial, la preceptiva exposición pública del expediente la ha hecho en el mes de agosto, mes de vacaciones estivales por excelencia, en el que una gran parte de la población se encuentra fuera de Sevilla y tampoco ha expuesto al público el preceptivo resumen ejecutivo.

- Un documento inadecuado.

El documento promovido por la Autoridad Portuaria es insuficiente en cuanto a sus contenidos porque no justifica el cumplimiento de dotaciones, no prevé las dotaciones mínimas de espacios libres (10%) y equipamientos (4%), la zona verde prevista junto al Canal de Alfonso XIII apenas reúne las condiciones de anchura para ser considerada como tal y sus condiciones topográficas no cumplen con las condiciones de idoneidad, racionalidad, coherencia y funcionalidad exigidos por la ley, no tiene ficha urbanística y computa como aparcamientos los existentes en la zona AP-5, que están fuera de la zona ordenada.