Oposición a que el canon del trasvase Guadiaro-Majaceite se destine únicamente a modernizar riegos

El dinero del “canon” del Trasvase Guadiaro- Majaceite también debe servir para reparar la erosión antrópica causada por vender el agua del río.

Es ridículo y cateto escuchar una y otra vez por la clase política conservadora: “Es una lástima que se pierda agua del río Guadiaro en el mar”. Estos políticos no pueden decidir y no deberían dejarlos presentarse a las elecciones.

Con la Ley 17/1995 de 1 de junio de transferencia de volúmenes de aguas de la cuenca del río Guadairo a la del río Guadalete se han trasvasado desde el año 2000 - 602.660.617 metros cúbicos- con destino al abastecimiento urbano e industrial.

Este y otros trasvases a la costa del sol han modificado: “la dinámica del litoral de la desembocadura del Guadiaro (pérdida de playa), ha provocado muertes de cientos de miles peces y otros seres vivos del río, ha aumentado la contaminación por productos químicos utilizados en la agricultura, ha aumentado la eutrofización del agua,… así un largo etc. del que se tiene que hacer cargo la administración competente.”

Hay que modernizar el regadío pero, con informes técnicos del 2014 y no de 1995. No se puede tirar el dinero en cultivos poco competitivos.

Es por lo que pedimos un “acuerdo social” para buscar prioridades en el Valle del Guadiaro: regadíos modernos, depuradoras nuevas, restauración y conservación del río y su entorno.

La Junta Central de Usuarios del Río Guadiaro (Comunidades de Regantes de San Pablo de Buceite y San Martín del Tesorillo), debe tener en cuenta estas medidas que a la larga son beneficiosas para su supervivencia.

Estas actuaciones también generarán empleo. La inversión de 30 millones de euros corresponden: Al Gobierno de España gestionados por Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA) que aporta 21 millones de fondos FEDER, a la Junta de Andalucía 6 millones de euros del CANÓN del TRASVASE y los regantes otros 3 millones de euros.

Insistimos: Verdemar-Ecologistas en Acción y el valle del Guadiaro, nos opusimos a ese trasvase y queremos tener voz y voto en la toma de decisiones que tengan que ver con el entorno del río.