Expediente de Caza en el Parque Natural, archivado por la Junta

En las oficinas de la Junta en Palencia importa poco el trabajo del personal de campo encargado de velar porque se cumpla con la legalidad, importa poco si se sigue expoliando el Patrimonio Natural de nuestra Montaña.

En Septiembre de 2013 un Celador de la Reserva Regional de Caza de Fuentes Carrionas sorprendió a un cazador cuando abatía un ciervo de 14 puntas, el cazador estaba acompañado de un agente ambiental de Cantabria. Tras efectuar la denuncia se comprobó que el infractor no tenía la licencia de caza de Castilla y León ni por tanto los permisos pertinentes. Lo que si mostró el cazador fue un permiso para un rececho de ciervo no medallable en la Reserva Nacional de Saja (Cantabria).

Tras todas estas irregularidades se abre expediente sancionador contra el cazador según Resolución de 24 de Septiembre de 2013 de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Palencia, atribruyéndole dos infracciones administrativas graves y una leve que podían ser sancionadas con multas entre 437 euros y 4.372 euros, y la retirada de la Licencia de Caza en Castilla y León entre 1 y 3 años. Además de tener que pagar el importe correspondiente del ciervo abatido valorado en 6.000 euros.

Desde Ecologistas en Acción de Palencia hemos intentado personarnos en el expediente como parte interesada, la respuesta siempre ha sido la misma, no facilitar la labor de seguimiento y control de estos casos claros de furtivismo y de robo sistemático de los recursos a la población del Parque Natural. Tras más de un año de insistencia hemos conocido de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Palencia con fecha 18 de septiembre de 2014 lo siguiente: "El expediente PA-CA-55/2013 se resolvió por Resolución de 31 de marzo de 2014 de la Delegación Territorial de la JCyL en Palencia en la que se acordaba el sobreseimiento del mismo."

Un caso claro de furtivismo como este que se tendría que haber resuelto con una sanción ejemplar, no solamente para el cazador sino también para el agente ambiental de Cantabria, ha quedado en nada. En las oficinas de la Junta en Palencia importa poco el trabajo del personal encargado de velar porque se cumpla con la legalidad, importa poco si se sigue expoliando el Patrimonio Natural de nuestra Montaña y trasladan un mensaje claro a los agentes medioambientales y celadores, "vuestro trabajo nos importa muy poco".