Más del 90 % de la población andaluza respira aire contaminado

[Informe] La calidad del aire en el Estado español durante 2013

Ecologistas en Acción ha presentado un informe sobre la calidad del aire en el Estado español durante 2013. Entre las conclusiones destaca la constatación que el aire que respira más del 90 % de la población andaluza supera los índices de protección a la salud recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La población que respira aire contaminado en el Estado español, según los valores límites establecidos por la Directiva 2008/50/CE, es de 16,76 millones de personas, es decir un 35,6% de toda la población. Si tenemos en cuenta los límites recomendado por OMS el 95,2 % de la población española respira un aire con niveles de contaminación superiores a los recomendados por esta Organización de las Naciones Unidas.

La principal fuente de contaminación en áreas urbanas (donde vive la mayor parte de la población) es el tráfico rodado.

Las Administraciones no están adoptando las medidas necesarias para reducir este grave problema.

El estudio realizado por Ecologistas en Acción se basa en los datos que facilitan las Administraciones autonómicas a partir de sus redes de medición de la contaminación.

Los resultados más relevantes de este estudio son los siguientes:

  • Los contaminantes que más problemas de salud originaron en el Estado español durante 2013 han sido las partículas en suspensión (PM10 y PM2,5), el ozono troposférico (O3) y el dióxido de nitrógeno (NO2).
  • Los niveles de contaminación son un poco más reducidos que los de años precedentes, pero no porque haya habido actuaciones correctivas de las administraciones y siguen estando por encima de los valores legales establecidos por la Directiva, y con mucha más frecuencia por encima de los valores recomendados por la OMS, sino por la combinación de una meteorología más inestable (que favorece la dispersión de contaminantes) y la crisis económica, que ha provocado un menor uso de los automóviles y una reducción del consumo eléctrico, lo que ha posibilitado menores emisiones contaminantes de las centrales térmicas.

Calidad del aire en Andalucía 2013

En Andalucía los contaminantes que más incidencia tuvieron en 2013 fueron el ozono troposférico y las partículas PM10 y PM2,5.

El ozono troposférico afectó a todo el territorio andaluz, con casi todas las estaciones de la red de medición registrando superaciones muy elevadas del valor límite octohorario recomendado por la OMS. De hecho un 70% de las estaciones andaluzas registró más de 75 superaciones.

En partículas PM10 y PM2,5 prácticamente todas las estaciones de la red de medición sobrepasaron los valores límites recomendados por la OMS para ambos contaminantes. La estación de Villanueva del Arzobispo, registró además 46 superaciones del valor medio diario que según la normativa no debe superarse en más de 35 ocasiones al año, y las estaciones de Granada-Norte y Marbella-Arco, registraron respectivamente 30 y 24 superaciones del valor diario recomendado por la OMS para PM2,5, el cual se recomienda no superar más de tres días al año.Los territorios donde se alcanzaron los peores registros fueron las áreas metropolitanas de Sevilla, Granada, Málaga y la costa del Sol y las áreas industriales de Algeciras y Bailén.

El dióxido de azufre afectó principalmente a los territorios que soportan una intensa actividad de tipo industrial. Así, las zonas en las que hubo más superaciones del máximo valor diario que la OMS recomienda no superar nunca, fueron la zona industrial de la Bahía de Algeciras y de Huelva. Los peores registros se dieron en la zona industrial de la Bahía de Algeciras, con estaciones que registraron hasta 108 días (Puente Mayorga), 91 días (Economato), 77 días (Guadarranque) y 49 días (Campamento) de superación.

El dióxido de nitrógeno tuvo sus peores registros en el área metropolitana de Granada como consecuencia del intenso tráfico rodado que soporta, y en Córdoba. En ambas zonas se produjeron superaciones del valor medio anual establecido en la normativa.

De este modo el cuadro general que presenta Andalucía es el de un territorio con cuatro focos importantes de contaminación: las zonas industriales de Bailén y de la Bahía de Algeciras, y las áreas metropolitanas de Granada, Sevilla y Córdoba; en los dos primeros casos con la actividad industrial como principal fuente de contaminación, y en los tres siguientes con el tráfico rodado como causa principal. Sin embargo la contaminación generada en estos lugares, al extenderse por el resto del territorio y transformarse en ozono troposférico, acaba incidiendo negativamente en zonas rurales y de interior de Andalucía. Como consecuencia toda la población andaluza respira un aire perjudicial según la OMS.

Ecologistas en Acción quiere destacar que la contaminación del aire es un asunto muy grave, que causa 20.000 muertes prematuras anuales en el Estado español, mientras que la Comisión Europea calcula que 370.000 personas fallecen en la Unión Europea cada año por esta misma causa–. A pesar de ello, las administraciones no están tomando las medidas necesarias para solucionarlo.

Los Planes de Acción para reducir esta contaminación, obligatorios según la legislación vigente, en muchos casos no existen, y en otros apenas si tienen efectividad por falta de voluntad política. Además, La información al ciudadano no es ni adecuada ni ajustada a la gravedad del problema.

Ecologistas en Acción recuerda que las principales vías de actuación para reducir la contaminación del aire pasan por la disminución del tráfico motorizado, la reducción de la necesidad de movilidad y la potenciación del transporte público (en especial el eléctrico), y los medios no motorizados como la bicicleta o el tránsito peatonal; la reconversión ecológica del transporte interurbanodesde la carretera a un ferrocarril convencional mejorado y socialmente accesible; la recuperación de los estímulos para la generación eléctrica renovable, en sustitución de las centrales termoeléctricas a partir de combustibles fósiles; y la adopción generalizada de las mejores tecnologías industriales.

Finalmente, Ecologistas en Acción emplaza a la Oficina del Defensor del Pueblo y a la Administración Ambiental y Sanitaria de Andalucía a completar los estudios epidemiológicos del Campo de Gibraltar y de la Ría de Huelva, para dilucidar la responsabilidad de la contaminación ambiental en la mayor mortalidad que sufre la población en estas comarcas.