Se cierran dos senderos del Parque Nacional de Cabañeros para dar monterías privadas

Según ha podido saber Ecologistas en Acción durante los días 11, 12 y 25 de octubre dos sendas de uso público del Parque Nacional de Cabañeros por su lado norte, las más visitadas de este espacio protegido, se van a cerrar al público para que se realicen monterías de ciervo, priorizando la caza privada sobre el uso público del Parque Nacional.

En concreto, se trata de las sendas del Chorro de los Navalucillos y del Rocigalgo, unos preciosos recorridos por una garganta rodeada de monte mediterráneo que terminan, por un lado, en la espectacular cascada del Chorro y, por el otro, en la cumbre del Rocigalgo, la mejor vista del parque nacional. Ambas son muy visitadas, especialmente en este tiempo otoñal, por gran cantidad de excursionistas.

Quien ha tomado esta decisión, y al parecer no es la primera vez que lo hace, es el Ayuntamiento de Los Navalucillos, titular del camino y cuyo alcalde resulta ser el presidente del patronato del parque nacional. Por su parte, el Organismo Autónomo de Parques Nacionales dependiente del Ministerio de Agricultura. Alimentación y Medio Ambiente, como responsable de la gestión del uso público, ha dado el visto bueno al cierre de senderos.

No es la primera vez que se cierran estos senderos. De hecho en la página web http://www.los-navalucillos.com/index.php/vamos-de-ruta/76-ruta-del-chorro ya se avisa de que “…En determinadas épocas, en particular desde los meses de octubre a febrero, en conveniente llamar al teléfono del Parque Nacional, porque dicha ruta puede estar cerrada por motivos de gestión interna”.

Los motivos de gestión interna eufemísticamente aducidos son los llamados controles de las poblaciones de ciervo, pero en realidad se trata de simples monterías que organiza una entidad cinegética a la que el Ayuntamiento ha adjudicado la explotación de la caza del monte público Las Becerras que se encuentra dentro del Parque Nacional.

Esta circunstancia se da en un momento crítico para la ley de Parques Nacionales ya que las organizaciones ecologistas nos tememos que la ministra Tejerina quiere cambiar esta norma para permitir la caza en Cabañeros y otras zonas. El argumento falaz es que la caza es necesaria y compatible con el uso público. En el caso que hoy se denuncia se ve claramente que no es así.

Ecologistas en Acción considera además que con la nueva ley de caza de Castilla-La Mancha se abriría la posibilidad a más limitaciones al uso público y a que se intensifique la caza en el parque nacional.

Ecologistas en Acción pedirá una reunión de urgencia del Patronato del parque nacional y trasladará una queja a la Ministra. Además estudia la adopción de otras medidas legales que puedan interponerse para que no haya este tipo de limitaciones, ni siquiera temporales, al uso público en un parque nacional.