Los cambios en los planes de recuperación y la ley de caza en el Europarlamento

Ecologistas en Acción ha llevado al Parlamente Europeo la denuncia por los recortes en las medidas de protección de los planes de recuperación de especies prioritarias y los impactos negativos de la futura ley de caza. El mal uso de los fondos Life y el incumplimiento de las Directivas Europeas son argumentos más que relevantes como para que el Europarlamento y la Comisión Europea tomen cartas en el asunto.

En el transcurso de una reunión celebrada en la tarde de ayer en Bruselas con distintos miembros de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo y a la que acudió también el secretario técnico de la misma, Ecologistas en Acción ha expuesto los incumplimientos de las Directivas Europeas y del reglamento de los proyectos Life que Castilla-La Mancha estaría cometiendo al modificar distintas normativas que afectan a los planes de recuperación de especies prioritarias en la Unión Europea y a la caza.

A la reunión, auspiciada por la eurodiputada Teresa Rodriguez de Podemos, acudieron además parlamentarios que representaban al PSOE, IU, BNG, EH-Bildu, UPyD, Compromis y Equo.

Los parlamentarios recibieron un informe en el que se explica como en la actualidad Castilla-La Mancha se dispone a aprobar los planes de recuperación comprometidos en el Life Priorimancha, salvo el de la cigüeña negra, a la par que está sumida en una profunda revisión de su normativa de caza que afecta muy directamente a la conservación de las especies prioritarias europeas. También que está en tramitación una nueva y retrógrada ley de caza regional y se han aprobado diversas órdenes que tocan un tema tan sensible como el control de predadores que se aplica en los cotos de caza.

Ecologistas en Acción ha denunciado en Bruselas que estas actuaciones de carácter normativo del Gobierno Regional contienen medidas que en la práctica van a suponer una desprotección de las especies prioritarias, una mayor vulnerabilidad de éstas ante factores de amenaza que afectan a la mortalidad de las especies y a la integridad de sus hábitats en la Red Natura 2000 y que ponen en riesgo el proceso de recuperación en marcha en algunas de ellas y también el futuro de la reintroducción del lince ibérico. En suma, son una flagrante transgresión de las dos Directivas Europeas que amparan la protección de estas especies.

Además, algunas de estas acciones se están ejecutando en el marco de proyectos Life financiados por Europa, como el Priorimancha y el Iberlince, por lo que se ha denunciado también el mal uso de estos fondos europeos.

A raíz de la intervención en Bruselas se realizarán preguntas y solicitudes desde el Europarlamento a la Comisión para que investigue los hechos y, en caso de que finalmente se aprueben las distintas normativas regionales, se vayan trasladando las correspondientes quejas formales.