Parte del Barrio Bajo de Arcos puede inundarse este otoño

Ecologistas en Acción de Cádiz ha solicitado información a la Delegación Provincial de Medio Ambiente y a Confederación por una obra que está taponando el Guadalete en Arcos, y con ello incrementando el riesgo de avenida torrencial en el Barrio Bajo.

Aguas abajo de la presa de Arcos de la Frontera se está realizando una obra que ha construido un paso sobre el río Guadalete. Desde Ecologistas en Acción hemos solicitado información a la Delegación Provincial de Medio Ambiente y a Confederación Hidrográfica del Guadalquivir tras observar ciertas irregularidades que han incrementado el riesgo de inundación en el Barrio Bajo de la ciudad. Desconocemos el promotor de la obra, el objeto de la misma, si tiene informe ambiental positivo por parte de la administración, si han aportado un estudio de inundabilidad y las medidas que han tomado para evitar posibles avenidas torrenciales de agua.

En la obra se ha construido un paso sobre el río Guadalete, taponando el cauce con un muro de zahorra apelmazada de unos treinta metros de anchura y algo más de dos metros de altura. Para la salida del agua se han puesto una serie de tuberías de hormigón de bajo diámetro que apenas dan curso al exiguo caudal que en estos momentos lleva el río. También se han amontonado restos de barro, lodos y restos vegetales dentro del cauce, obstaculizando el flujo de agua. Por otro lado se ha hecho una tala en el bosque galería, afectando a tarajes y álamos blancos, árboles que cumplen una importante función a la hora de retener el suelo de las orillas, y dar cobijo a especies de aves, anfibios y pequeños mamíferos.

Por las condiciones en las que se ha construido el paso, creemos que se está poniendo en riesgo parte del Barrio Bajo de Arcos, ya que puede obstaculizar gravemente el curso del río en caso de lluvias torrenciales. Dicho paso actuaría como pequeña presa que no sería capaz de contener los caudales punta y mucho menos un hipotético desembalse del pantano. En caso de ruptura podría provocar una avenida torrencial aguas abajo, donde existen diversas infraestructuras, viviendas, así como un Instituto. Ecologistas en Acción ha transmitido a los responsables de Confederación y la Consejería de Medio Ambiente su preocupación por el problema, y espera que tomen medidas urgentes para evitar un desastre futuro.

Las administraciones deben dar cuenta de la legalidad de las obras, y en el caso que no lo sean expedientar al promotor e iniciar de inmediato los trabajos para levantar el paso y dejar el río en su estado óptimo.

El paso se ha construido junto al antiguo azud del pueblo, una zona de interesante valor natural, cultural y paisajístico, al encontrarse situado bajo la peña de Arcos. Se puede observar un pequeño bosque de ribera de álamos, tarajes y sauces, acompañados en el agua por gran cantidad de eneas que dan cobijo, entre otras especies, a fochas y somormujos. Se da la posibilidad de que existan nutrias, ya que se han observado algunos rastros de este mamífero. También quedan restos de un antiguo molino. Los atractivos valores del lugar deberían ser preservados y potenciados, y hacer de la zona un lugar de esparcimiento de los ciudadanos de Arcos. Sin embargo parece que seguimos apostando por la destrucción de nuestros ríos y su olvido permanente.