Contra maniobras militares en La Breña y Marismas de Barbate

Ecologistas en Acción quiere manifestar su total oposición a la realización de actividades militares en el Parque Natural de La Breña y Marismas del Barbate.

De igual modo reafirma su solidaridad y coincidencia con la Plataforma Ciudadana “Recuperemos El Retín”, no solo en su solicitud de que desaparezcan las instalaciones militares en la Sierra del Retín, sino en que los militares se desplacen por el término municipal y se lleguen a instalar en el Parque Natural.

En relación a las declaraciones contradictorias que se han conocido de los responsables del Ministerio de Defensa y de la Junta de Andalucía sobre si tenían permiso para acampar, vigilar, transitar o maniobrar, Ecologistas en Acción quiere insistir en que ninguna de estas acciones ha sido hablada, y menos permitida, en la Junta Rectora del Parque Natural, ni en sus Comisiones de Socioeconómica, ni de Conservación ni de Uso Público. No aparece en ningún Plan de Uso Público del Parque Natural la posibilidad de la presencia militar ni a acampar, como ha hecho Defensa, ni a vigilar como dice el Director-Conservador que había permitido en nombre de la Junta de Andalucía.

No es de recibo que el Director Conservador diga sentirse engañado cuando no tenía que haber permitido ni el paso de vehículos pesados por los senderos del Parque; en el PN está prohibida la circulación de vehículos a motor (salvo acepciones de transporte a personas con dificultades de desplazamiento, y solo de Barbate a la Torre del Tajo), con más razón el Director debió prohibir la circulación de camiones como los que contienen el puesto de observación, el radar y la estación de transmisiones.

Estas actuaciones del ejército en los Parques Naturales y Espacios protegidos en Andalucía no son nuevas; anteriormente las había realizado el PN de la Bahía de Cádiz y en el PN de la Sierra de Grazalema, hechos que fueron denunciados por EA y finalmente suprimidos. Ahora vemos un nuevo intento de Defensa de moverse e instalarse donde se le ocurre, sin considerar de qué espacio se trate ni el valor ambiental que tenga ni las afecciones que pueda causar. En este caso el hecho parece, además ridículo, ya que las supuestas acciones de vigilancia las hacían a escasos kilómetros de donde tienen sus instalaciones de El Retín, ¿no pueden instalar el radar en El Retín y transmitir desde ahí lo que necesiten? Parecen que estén jugando a soldaditos, además de gastar dinero y deteriorar espacios protegidos.

Ecologistas en Acción llevará este episodio a la reunión de Junta Rectora que se celebrará el día 5 de noviembre y solicitará la apertura de expediente al Ministerio de Defensa.