Sentencia ordena derribar la Cúpula de la energia de Soria

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Soria ha dictado una Auto por el cual se debe proceder al derribo y demolición del edificio institucional de la Cúpula de la Energía, igualmente se debe reponer los terrenos a su estado primitivo.

Este auto se ha notificado a la Junta de Castilla y León, que en último término es la institución que ha dirigido y financiado el ente público "Consorcio de la Ciudad del Medioambiente". El consorcio, financiado totalmente con dinero público, está formado por la Junta de Castilla y León, la Diputación de Soria y el Ayuntamiento de Garray.

El edifico de la Cúpula de la Energía era un proyecto arquitectónico de 10 edificios, que formaba parte de un proyecto urbanístico que afectaba a más de 500 Ha de terrenos rústicos; en su mayoría con protección urbanística y medioambiental (LIC, Dominio Público Hidráulico; valor histórico, etc.) que fue aprobado insólitamente mediante una Ley, que posteriormente fue declarada Inconstitucional por Sentencia del Tribunal Constitucional en diciembre de 2013.

Las obras de la Cúpula de la Energía se iniciaron en el año 2012 (ya en plena crisis financiera e inmobiliaria), Su presupuesto inicial fue de 36 millones de Euros, y los autores del proyecto fueron Mansilla + Tuñón & Albornoz; un exclusivo estudio de arquitectos que diseñaron el edificio contraviniendo la propia y específica normativa de la entonces en vigor Ley de la Ciudad del Medioambiente. Razón por la cual la licencia de obras fue declarada nula por el TSJ de CyL.

Asden-Ecologistas en Acción de Soria ha utilizado todos los cauces posibles para que se subsanarán las deficiencias y errores. Pero la respuesta ha sido el ignorar e incluso rechazar e impedir el derecho que tiene la ciudadanía a participar en la actividad pública.

El argumento del interés general de evitar al despilfarro de derribar las cúpulas carece de fundamento, ya que el derribo es más barato que la terminación de la estructura. En todo caso el derribo es una cuarta parte del coste de terminar el edificio que se asienta sobre terreno inundable y carece de uso conocido.

A pesar de la firmeza y contundencia de este Auto y de sus argumentos jurídicos, el proyecto de la Cúpula de la Energía y de la Ciudad del Medioambiente tiene abiertos procedimientos administrativos para evitar o en su caso ralentizar el cumplimiento de las sentencias hasta ahora emitidas. En concreto este miércoles día 5 de noviembre de 2014, en Valladolid, el Consejo de Medio Ambiente, Urbanismo y Ordenación del Territorio de Castilla y León va a aprobar la declaración de impacto ambiental del Proyecto Regional del Parque Empresarial del Medio Ambiente (PEMA), en Garray (Soria). Proyecto que se va aprobar mediante Decreto de la Junta de CyL, y cuya finalidad es la de legalizar las instalaciones ejecutadas irregularmente y eludir el cumplimiento de las resoluciones de los Tribunales, por lo que resulta palmaria la desviación de poder en que presuntamente se incurrirá al aprobarlo.

Esto es posible porque:
- El promotor del proyecto (la Junta de CyL. en último término) es a su vez el órgano que de una forma u otra debe controlar la legalidad del mismo; y al ser Administración los ciudadanos nos encontremos con cierta indefensión para a exigir la legalidad de forma rápida y eficiente.
- La legalidad e idoneidad del proyecto debería ser controlada por una serie de organismos administrativos, que están dirigidos por cargos políticos, o en su caso por altos funcionarios, que actúan con directrices políticas –del partido político en el poder- en tanto que están en comisión de servicio –eufemismo del popular "a dedo" o de su actuación dependen su progresión en la escala administrativa.

Estas deficiencias del sistema permiten que la Ciudad del Medioambiente (ahora PEMA) se levante sobre terrenos inundables e incluso sobre cauces de ríos, y que su aprobación incumpla está sentencia u otras que le afectan directamente. Lo peor de todo es que para conseguir que se haga justicia, Asden-Ecologistas en Acción deberá iniciar un nuevo proceso administrativo-judicial que durará años; y entonces las obras estarán terminadas, y en todo caso no habrá ninguna persona o autoridad responsable. En Castilla y León hay más referencias: Meseta Sky en Tordesillas (Valladolid), Ciudad del Golf de las Navas del Marqués (Ávila), Tratamientos de Residuos Tóxicos por parte de la Empresa Distiller en Ólvega (Soria), Pistas y urbanización de San Glorio (León), vertederos de residuos industriales, etc.