Dificultan la labor del Seprona para perseguir el urbanismo ilegal y la corrupción urbanística

Coincidiendo con los Decretos de la Junta de Andalucía despenalizando el urbanismo ilegal, y con la aparición de numerosos políticos imputados en relación al urbanismo, Ecologistas en Acción ha conocido la existencia de órdenes e instrucciones de superiores de la Guardia Civil para evitar que miembros del SEPRONA denuncien las construcciones y urbanizaciones ilegales.

Según ha podido saber Ecologistas en Acción, la Jefatura del Seprona preparó hace años, los del boom urbanístico, una operación sobre urbanismo y ordenación del territorio que habría permitido poner algo de freno al caos urbanístico que se generó en algunas provincias, o al menos haber puesto a algunos responsables en manos de la Justicia. Sin embargo, por motivos que se desconocen, de esa Operación contra el urbanismo ilegal sólo se desarrolló la fase informativa. Se abortó cuando se iba a llevar a cabo la fase operativa en la que los Guardias Civiles del Seprona se disponían a denunciar las construcciones ilegales de sus demarcaciones.

Ecologistas en Acción considera que se pudieron dar órdenes contrarias a las instrucciones de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, órdenes que podrían rayar la prevaricación. Haber neutralizado a un Servicio de la Guardia Civil, cuya función en el territorio es la de proteger la naturaleza, lo valoramos como un error irreparable por el que sería necesario dar explicaciones por parte de los máximos mandos del Seprona y de la Guardia Civil. Igualmente consideramos un disparate desaprovechar el potencial del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil para luchar contra la especulación y la corrupción urbanística.

Pero la supuesta neutralización del Seprona continua impulsándose en unos momento de aparición de múltiples alcaldes y concejales imputados en relación al urbanismo. Así, Ecologistas en Acción ha sabido que los miembros del Seprona han tenido la orden de dedicarse todo el mes de octubre a inspeccionar todos y cada uno de los talleres mecánicos de España, operación que se ha realizado con anterioridad y hace poco tiempo, y que no creemos sea una prioridad en estos momentos.

Ecologistas en Acción ha tenido noticia de que las pocas unidades del Seprona que pretenden velar por el cumplimiento de la legislación urbanística no estarían siendo precisamente apoyadas por sus jefes.

Por ello Ecologistas en Acción demanda explicaciones de los máximos mandos del la Guardia Civil y del Ministerio del Interior de por qué se están poniendo trabas para que el Seprona pueda luchar eficazmente contra el urbanismo ilegal y poder poner a los responsables de estos actos delictivos en manos de la justicia.