Corta abusiva presuntamente ilegal en el río Abión

Desde principios de octubre se están talando los chopos de mayores dimensiones y valor ecológico y paisajístico de un tramo de 3 km del río Abión (Burgo de Osma) entre la carretera CL-116 y su desembocadura en el río Ucero. Quedando todo ese tramo desprotegido de bosque de ribera.

Según las informaciones recogidas por Asden-Ecologistas en Acción de Soria la empresa responsable de esta acción es Amatex o una empresa subsidiaria, que está cortado los árboles para destinarlos a producir combustible a partir de biomasa (astilla o pellets). Por lo visto ha llegado a un acuerdo o convenio con Confederación Hidrográfica del Duero, según el cual esta empresa corta el arbolado sin valor comercial con el presunto objetivo de que posteriormente se realicen labores de restauración de la ribera.

Ahora bien, desde Asden-Ecologistas en Acción observamos una serie de contradicciones, de anomalías y de actuaciones contrarias a todo criterio técnico y administrativo:

  • Se ha corta la gran mayoría de los chopos existentes, principalmente los de mayor diámetro y porte, así como de mayor valor paisajístico y ecológico. Se han dejando en pie únicamente algunos pies que precisamente son los más delgados y proclives a ser derribados por el viento o riadas. Por supuesto se han cortado los árboles sin considerar su estado sanitario, y su valor como protección frente a riadas.
  • El río y márgenes que hasta ahora estaban cubiertos de una frondosa arboleda, van a tardar varias décadas en recuperar su aspecto natural y valores naturales. Además para conseguirlo se ha de realizar una fuerte inversión económica, que por cierto es negada por la C.H. del Duero para obras más urgentes y necesarias.
  • Esta forma de "mejorar" la calidad ambiental de una ribera es la opuesta a la que ha venido realizando la Confederación Hidrográfica en todas aquellas actuaciones de mejora y restauración de riberas.
  • La corta de los árboles ha supuesto por lo menos la extracción de 350 metros cúbicos de madera de sierra de segunda calidad (uso de tablilla, tabla e incluso desenrollo) con un valor mínimo estimado de 12.000 euros, a esto hay que añadir las ramas que se van a destinar a biomasa, y por lo tanto también con valor comercial. Estos árboles estaban dentro del Dominio Público Hidráulico, y según la ley su venta debía haberse sacado en pública subasta, previo proceso de información pública, pago de tasas, pliego de condiciones, informes de la Junta de CyL, etc. Procedimientos administrativos que garantizan la gestión transparente y justa de un recurso público, y que al menos formalmente evitan fenómenos indeseables de mal gobierno y corrupción a los que estamos tan acostumbrados en los últimos días.

Esta negativa acción ambiental y administrativa ha sido denunciada por Asden-Ecologistas en Acción ante el Seprona, y también ante la Junta de CyL y Confederación Hidrográfica del Duero, quienes a través de sus Agentes Forestales, en vez de pasividad, deberían haber adoptado medidas de control técnico y administrativo para evitar tal agresión ambiental.

Las riberas del río Abión afectadas por la corta estaban incluidas en el Catalogo de Riberas de CyL elaborado por la Universidad de Valladolid para la Junta de CyL, que las significaban por su elevado estado de conservación y de naturalidad.

Respecto a Amatex, hay que decir que es la empresa que precisamente cortó también los árboles de los bordes de varias carreteras de la provincia, como es la N-122 de Soria en dirección Zaragoza, sin tener en consideración parámetros paisajísticos, o de interés para la cría de avifauna depredadora de roedores.

A pesar de que la denominada "biomasa" es considerada un recurso energético renovable, ejemplos como la tala del río Abión o de los bordes de carretera demuestran a que fecha de hoy se destina a quemar recursos madereros que pueden tener usos de mayor valor añadido, y que si se hace incorrectamente produce graves daños ambientales, como es el caso. A fecha de hoy, se está utilizando madera como biomasa, y no los restos forestales ni tratamientos de prevención de incendios tal y como dice la publicidad empresarial e institucional.