Actitud presuntamente delictiva de los gobernantes locales

Miembros de Ecologistas en Acción se concentraron en la mañana de ayer en la puerta de los juzgados de Sanlúcar para denunciar la conducta de los gobernantes locales de seguir vertiendo residuos en un gran basurero clandestino que incumple cualquier medida de protección sanitaria y ambiental.

La asociación ecologista igualmente ha solicitado públicamente a la juez del caso que ordene la clausura del vertedero. Durante la mañana, el alcalde y varios concejales habían sido citados como imputados en un presunto delito contra el medio ambiente. Esta imputación se produce como consecuencia de una denuncia judicial realizada por Ecologistas en diciembre del año 2000. Finalmente la comparecencia se aplazó debido a que los imputados alegaron que no habían tenido tiempo de examinar el expediente (¡desde el 4 de julio que se produjo la citación!).

Por otra parte, Ecologistas en Acción ha declarado su sorpresa ante la noticia de que la Delegada de Medio Ambiente iba a anunciar poco después que el Ayuntamiento cerraría en pocos días el vertedero. En opinión de Ecologistas en Acción esta es una decisión que define a nuestros gobernantes: durante más de 6 años han ignorado las resoluciones de la Consejería de Medio Ambiente que le ordenaban clausurar el vertedero, las advertencias de la Guardia Civil, las denuncias de Ecologistas en Acción, Izquierda Unida y otros colectivos. Eran perfectos conocedores de la ilegalidad que cometían, de los perjuicios contra el medio ambiente y contra la salud de los trabajadores de la empresa Biorreciclaje (que deben permanecer junto al vertedero durante su jornada de trabajo). Nada de ello les llevó a cumplir con la ley, y a proteger el medio ambiente y la salud.

Sin embargo, el aparecer en los medios de comunicación como presuntos delincuentes les ha producido un cambio radical. Lo que no han hecho en 6 años y decían que no podían hacer, aseguran ahora que lo harán en 7 días.