Denuncia de un gran destrozo ambiental en el PN de Castril

Denuncia ante la zorra que la zorra no guarda las gallinas.

Se está procediendo a la construcción de un dique con una rampa salmonera y han destrozado muchos metros de la vegetación natural de la ribera, han desviado el río de su curso natural, han realizado apertura de caminos y han extraído áridos para la construcción.

Para todo esto necesitan de una autorización pertinente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, que no la ha dado, pues recibió la petición el 25 de julio y no ha dado tiempo ni para exponerla al público para posibles alegaciones, ni se han seguido los trámites previstos en la propia legislación ambiental de la Junta de Andalucía.

Esta forma de actuar no es nueva por parte de esta Delegación, que se supone debe velar por un buen estado de conservación de la naturaleza, sino que ya la denunciamos con anterioridad por otra actuación similar, y por el mismo método, en un río de un altísimo y singular valor ecológico.

El ejemplo que da a los ciudadanos es lo suficientemente claro como para que cualquiera piense que puede hacer lo que quiera sin solicitar los permisos que marca la Ley, ya que así lo hace la propia administración.

Hemos denunciado estos hechos ante los propios infractores -la Delegación Provincial de Medio Ambiente- y ante el Organismos responsable de los ríos. También se ha dado cuenta a la Consejera de Medio Ambiente del personal que tiene por aquí y estamos valorando el presentar una denuncia en Fiscalía, ya que se vulnera el mandato constitucional que dice que los poderes públicos velarán por la conservación del medio ambiente y lo que han hecho está tipificado como delito en el código penal, con el agravante de que son funcionarios públicos.

Con esta zorra, aviadas estamos ya -literalmente- las gallinas.