Fin de las prospecciones en Canarias: una buena noticia que debe extenderse

Ecologistas en Acción se felicita por el abandono de las prospecciones petrolíferas en aguas de Canarias . La fuerte movilización social ha contribuido sin duda a que Repsol anunciara hoy, viernes, el fin de los sondeos renunciando a otros permisos concedidos. Ni la compañía ni el Gobierno deberían volver a aventurarse en experimentos que ponen en peligro el medio ambiente, amenazan a numerosas especies animales y se enfrentan a la oposición de la inmensa mayoría de la sociedad. La mala calidad de los recursos encontrados es el justo final a unos sondeos que nunca debieron realizarse. Es el momento de apostar por las energías renovables y limpias.

El Gobierno apostó tercamente por Repsol, obviando evidencias claras del impacto ambiental y del riesgo de los sondeos, al tiempo que pasaba por alto la oposición de representantes ecologistas, del sector pesquero, del turístico y de la inmensa mayoría de la ciudadanía canaria. Pero la movilización ha surtido efecto. Poco más de dos meses después del accidentado comienzo de los sondeos, Repsol abandona sin hacer usos de otros dos permisos ya concedidos. Es momento de evaluar los daños causados en estas semanas de sondeos y de permanecer vigilantes ante posibles fugas del sellado de la perforación.

Además, para Ecologistas en Acción, el anuncio debería hacerse extensible a otros puntos de la costa, en Andalucía, Cataluña, Levante, Baleares, donde la amenaza de prospecciones sigue vigente. Y también hasta Angola, hacia donde, desgraciadamente, se dirigirá la plataforma utilizada. La extracción de hidrocarburos en alta mar es siempre una mala idea y un peligro constante.

El mismo mensaje es claro: ha llegado el momento de dirigirse hacia las energías renovables y limpias. En vez de emprender proyectos cada vez más complicados y costosos en busca de petróleo -–Repsol ha invertido millones de euros en perforar en aguas ultraprofundas – el giro tiene que darse hacia un nuevo modelo energético. Tanto el riesgo de contaminación en el mar, como la contribución del petróleo al cambio climático lo hacen urgente y perentorio.

Las oscilaciones en el precio del petróleo han influido probablemente en el anuncio de la multinacional, embarcada en todo tipo de experimentos arriesgados para encontrar hidrocarburos. No hay que olvidar que Repsol tiene intereses en otros proyectos de fracking y arenas bituminosas que resultan altamente contaminantes.




Visitantes conectados: 372