Más vertidos de alpechín al arroyo de Manosalvas

Ecologistas en Acción denuncia públicamente nuevos vertidos de alpechines al arroyo de Manosalvas en Baena, por parte de la empresa Agroenergética el Tejar.

Desde el pasado viernes 30 de enero el arroyo de Manosalvas baja con una gran carga contaminante por vertidos de alpechín. Este arroyo desemboca sus aguas en el río Marbella a la altura del Saladillo, ya en el casco urbano produciendo allí fuertes olores y molestias a los vecinos de aquel barrio.
También en la vega baja del río Marbella se suceden las quejas de algunos hortelanos que no se atreven a usar el agua para el riego.

Que tengamos conocimiento, este es el tercer episodio de vertidos al arroyo de Manosalvas en lo que llevamos de año, el último hace tan solo tres semanas y que rápidamente fue puesto en conocimiento de la Consejería de Medio Ambiente y la Confederación Hidrográfica.

Desde Ecologistas en Acción, estamos a la espera de ver como se resuelve otro vertido de alpechín que hizo la empresa el pasado año durante el mes de marzo, que fue denunciado por el colectivo ecologista a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio que inicio expediente sancionador por presunta infracción administrativa.

El que la empresa pueda o no tener autorización de la Administración competente para hacer vertidos de aguas con cargas biológicas o restos líquidos, ni mucho menos puede verter alpechín puro a los cauces públicos como está haciendo actualmente.

Mientras todo esto sucede, la empresa Agroenergética El Tejar sigue con su actividad diaria. Las quejas de los vecinos de Baena por los fuertes olores y gases de sus chimeneas y sus continuos vertidos de alpechines al arroyo de Manosalvas, contrasta con el hermetismo y falta de transparencia de la entidad, dedicada a producir energía eléctrica, se supone que limpia pero a un “precio muy alto”, que va en detrimento de la salud de la población y del medio ambiente.

Es de vergüenza que estemos volviendo a la década de los años 80-90 donde se vertía el alpechín a los ríos de manera indiscriminada y con total impunidad, quizás porque entonces no había los avances y la tecnología de ahora, por lo que desde Ecologistas no descartamos la posibilidad de presentar una denuncia ante la Fiscal de Medio Ambiente de Córdoba.

Lamentablemente algunos vendieron en su momento a la Agroenergética, como la “joya ambiental” y la “panacea” que con sus proyectos de I+D, iba a solucionar todos los problemas ambientales que ocasiona el alpechín, además de los olores, a día de hoy nada ha mejorado.