Denuncian el vertido en La Bañeza de la zahorra contaminada de El Busto

Ecologistas en Acción ha denunciado ante el SEPRONA el vertido de varias decenas de miles de toneladas de zahorra artificial contaminada en los terrenos de la empresa “Los Chavetinas Construcciones y Servicios, S.L.” situada en La Bañeza. La zahorra es propiedad del Consorcio Provincial para la Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos en la Provincia de León (GERSUL).

Estas tierras, procedentes de la finca “El Busto” en Santa María del Páramo, que el propio Consorcio denomina “zahorra contaminada” sirvieron de asiento y drenaje al vertedero de residuos sólidos urbanos que, empaquetados en fardos, permanecieron a la intemperie durante mas de diez años, hasta su retirada en 2014.

Distintos vecinos se han dirigido a esta asociación advirtiendo que la zahorra del Busto ha sido extendida mediante palas mecánicas por el recinto de “Los Chavetinas” y se ha procedido a su enterramiento parcial; lo que nos hace pensar que este podría ser el destino final de unos residuos cuya caracterización y peligrosidad desconocemos.

La empresa receptora solo cuenta con autorización para gestionar residuos NO peligrosos, concretamente para almacenar y valorizar distintos tipos de residuos de construcción y demolición. Es decir, no cuenta con instalaciones adecuadas para eliminar residuos mediante vertido.

Dudamos que estas zahorras se puedan considerar y tratar como residuos de construcción y demolición: no proceden de este tipo de obras sino de un vertedero y por ello su condición de residuos inertes, los únicos que no supondrían riesgo para la calidad de las aguas superficiales o subterráneas, es improbable. No se podrá asegurar que se trata de residuos inertes, sin antes realizar las preceptivas pruebas de caracterización.

A raíz de las denuncias presentadas anteriormente por los vecinos, el SEPRONA tomó muestras de las zahorras y suponemos que se ha procedido a analizarlas para verificar su peligrosidad (lixiavilidad total, contenido en metales pesados y otros contaminantes, etc.). Por este motivo, Ecologistas en Acción también ha solicitado, al Delegado de la Junta y al Alcalde de La Bañeza, copia de las pruebas de caracterización de la zahorra ya que de ellas depende el tratamiento y destino final que, de acuerdo con la normativa vigente, haya que dar a estos residuos para minimizar su impacto sobre el medio ambiente.

Recordamos que Ecologistas en Acción ya solicitó a GERSUL, mediante escrito remitido el pasado mes de octubre, información sobre el tratamiento y destino que iba a dar a las zahorras. El escrito no obtuvo respuesta alguna, lo que muestra la opacidad que caracteriza al Consorcio.

La ausencia del Principio de Precaución y el desprecio al derecho a la información de la ciudadanía afectada, con que actúa Gersul, vuelve a ponerse en evidencia ante unos hechos que, justificadamente, han disparado las alarmas y la indignación de los vecinos y vecinas de las poblaciones próximas al vertido en el municipio de Santa Elena de Jamúz.




Visitantes conectados: 809